En la sede no había agua ni para bañarse

SAN PEDRO SULA. – El guardameta beliceño Shane Orio fue uno de los mejores de Marathón en el torneo que acaba de finalizar, pero con la llegada de Manuel Keosseián a la dirección técnica del equipo ha sido separado pese a tener seis meses más de contrato, lo que asegura no está cobrando, pero quiere que los verdes le paguen el tiempo que trabajó en condiciones tan difíciles, que asegura no tenían agua ni para bañarse.

Shane Orio fue uno de los mejores de Marathón en el torneo anterior, pero con la llegada de Manuel Keosseián quedó fuera.
Shane Orio fue uno de los mejores de Marathón en el torneo anterior, pero con la llegada de Manuel Keosseián quedó fuera.

“Lastimosamente no hemos llegado a nada, trato de poner todo para llegar a un acuerdo porque necesito trabajar, quiero arreglar las cosas para poder irme al equipo que ya me hizo una propuesta.

Hay una oferta concreta de Suchitepéquez, pero hasta que no haya nada escrito y firmado no se puede decir nada, en Marathón solo hicieron la noticia de mi salida públicamente, pero no me ha dado nada por escrito. La semana pasada me presenté a todos los entrenamientos, espero que así como lo dijeron por los medios me puedan dar algo escrito y de esa manera yo estaré más tranquilo para buscar equipo”, manifestó el portero beliceño.

Orio asegura que no le está cobrando a los esmeraldas los seis meses de contrato que le restan, pero quiere que le cancelen el tiempo que trabajó y le notifiquen por escrito su salida.

“Tengo seis meses más de contrato con ellos, pero no se los estoy cobrando, lo único que estoy cobrando es lo que me deben del torneo pasado y parece que hasta para eso hay problemas.

Nadie me ha dicho nada, la verdad ni Manolo ni Rolin, nadie me ha dado una razón, nadie me ha dicho si mi salida es por bajo rendimiento, si por feo o lo que sea, nadie me da un por qué de mi salida. Por esa parte yo me voy tranquilo porque en todo momento di todo en Marathón, estuve trabajando en esas circunstancias, nos debían casi todo un torneo, no había agua en la sede ni para bañarse, todo era muy difícil”.

“Uno no ha querido hablar por respeto al club, pero las cosas que han pasado son duras, pero tampoco voy a hablar de todo eso, lo importante es llegar a un acuerdo y hacer las cosas bien, hicieron pública la noticia de mi salida y después de una semana no me han dado nada por escrito y allí se nota la seriedad con que se trabaja, espero lleguemos a un acuerdo”.

En caso de llegar a un acuerdo y rescindir el contrato que todavía tiene con Marathón, es casi un hecho que Orio se iría a Guatemala.

“Espero que por lo menos puedan ser lo suficientemente maduros para definir las cosas con lo que pido, no es nada del otro mundo, no estoy pidiendo los seis meses que me quedaban de contrato, lo único que pido es la rescisión de contrato y que me paguen lo que he trabajado; creo que a los demás también les deben, incluyendo a lo que se han ido o han separado, son cosas del club”, expresó.

A pesar de eso, agradece a Honduras, a Marathón y a todas las personas porque de alguna manera tuvo trabajo. “La verdad en alguna manera agradezco a todos, a la directiva que algún día me abrió las puertas y a la afición que es lo más importante, pero igual a toda Honduras y a la ciudad de San Pedro Sula que tiene gente muy respetuosa”, concluyó el arquero beliceño.