Expresidente salvadoreño declara sobre desviación de 10 millones de dólares

SAN SALVADOR (EFE). El expresidente de El Salvador, Francisco Flores, se presentó el viernes ante la Fiscalía General de la República (FGR) para dar su versión sobre la supuesta desviación de 10 millones de dólares que Taiwán donó al país durante su administración (1999-2004), informó una fuente judicial.

Francisco Flores
Francisco Flores

«Lo único que puedo confirmar es que él llegó ayer por la mañana a la Unidad de Investigación Financiera» de la FGR para «platicar» sobre el dinero perdido de la donación de Taiwán, dijo a Efe un portavoz de esa entidad gubernamental sin dar detalles.
El fiscal general, Luis Martínez, anunció el lunes pasado a través de su cuenta en Twitter que está semana citaría al exmandatario para que declarara en torno al caso del desvío de los 10 millones de dólares.
La asistencia de Flores a la Fiscalía se da luego de que el presidente salvadoreño, Mauricio Funes, revelara recientemente que Martínez fue asesor del exmandatario durante su gestión.
Funes fue el que hizo público el caso, basándose en un informe confidencial del Departamento del Tesoro de Estados Unidos y ha denunciado en reiteradas ocasiones, en su programa semanal de radio y en declaraciones a la prensa, que Flores recibió los 10 millones de dólares de Taiwán entre octubre de 2003 y abril de 2004.
Asimismo, sostiene que se desconoce el paradero de esa donación, consistente en tres cheques a nombre de Flores, a quien le ha pedido insistentemente que explique qué hizo con el dinero.
Según Funes, el Departamento del Tesoro de EE UU ha investigado el caso porque los cheques fueron emitidos por un banco de Nueva York, de donde pasaron a bancos de Costa Rica, Miami y Bahamas.
«Reto a Funes a presentar una tan sola vinculación de fondos de cooperación internacional con mis cuentas personales. Le reto a que me diga cuánto y en cuál de mis cuentas personales han entrado fondos de la cooperación taiwanesa», declaró Flores en una reciente entrevista publicada por El Diario de Hoy.
El pasado 9 de diciembre la embajadora de Estados Unidos en El Salvador, Mari Carmen Aponte, indicó que el Departamento del Tesoro de su país está investigando la «alegada fuga de información confidencial a la prensa y al pueblo salvadoreño» sobre el caso.
El exmandatario es el principal asesor de campaña del candidato presidencial de la opositora Alianza Republicana Nacionalista (Arena) para las elecciones de 2014, Norman Quijano, quien al igual que otros miembros de ese partido, acusa a Funes de «persecución política». EFE