Miles de personas se manifiestan en Estambul contra la corrupción urbanística

Estambul, (EFE).- Miles de personas han paralizado hoy varios barrios en la parte asiática de Estambul en una manifestación contra el escándalo de corrupción urbanística en el que aparecen implicados hijos de ministros turcos, cargos públicos y varios empresarios, según informó la emisora turca NTV.

La Policía intervino con cañones de agua a presión y gas lacrimógeno contra algunos grupos.
La Policía intervino con cañones de agua a presión y gas lacrimógeno contra algunos grupos.

La Policía intervino con cañones de agua a presión y gas lacrimógeno contra algunos grupos de manifestantes, pero finalmente la situación se tranquilizó y la marcha pudo continuar normalmente.
Los convocantes -sindicatos, colegios profesionales, grupos feministas y de derechos humanos- corearon consignas de las protestas de Gezi del pasado verano y criticaron los nuevos macroproyectos urbanísticos, como el tercer aeropuerto de Estambul, que creen perjudicarán a la ciudad en favor de las constructoras.
Las acusaciones de corrupción que en los últimos días han llevado a prisión preventiva a 24 personas, entre ellos los hijos de dos ministros, el de Economía y el de Interior, dibujan un escenario en el que políticos y constructores se reparten los beneficios de un urbanismo fuera de control.
La primera reacción del Gobierno turco fue destituir o reemplazar a los jefes policiales que iniciaron la investigación, un proceso que continúa hoy con el cambio de destino de 25 mandos en Estambul, informa el diario «Hürriyet».
Desde ayer, una circular de Interior obliga a los agentes a informar no sólo a la Fiscalía, sino también la jerarquía policial, antes de iniciar una investigación, una medida que ha sido criticada por varios abogados como anticonstitucional, dado que rompe la separación de Judicatura y Ejecutivo, añade ese diario.
El primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, ha denunciado el escándalo de corrupción como una «trampa» diseñada por las «manos sucias» de «agentes y traidores» para dañar a su Gobierno e impedir el crecimiento económico de Turquía.
«Si alguien extiende las manos para tocar la independencia de Turquía, para ponernos trampas, ¡le romperemos las manos!», amenazó hoy Erdogan durante un mitin en Giresun, en el norte del país. EFE