Julieta Castellanos, un orgullo nacional

Por Nery Alexis Gaitán

NERY-ALEXIS-GAYTAN.jpg-2En Honduras se tiende a resaltar lo negativo y esa es la imagen que muchas veces proyectamos hacia el exterior. Se hace necesario hacer énfasis en los aspectos positivos que como nación tenemos en todos los aspectos del vivir, y que son muchos. Reafirmar la identidad nacional es necesario para darle el verdadero rostro a la Patria que tanto amamos.

Hay una noticia que nos parece muy importante resaltar, ahora, en el mes de diciembre, Foreign Policy, que es una reconocida revista de política internacional editada en los Estados Unidos y que es propiedad del importante grupo de medios “Washington Post Co.”, ha seleccionado a la rectora de la UNAH, Julieta Castellanos, como una de las pensadoras más influyentes del mundo, quien comparte la honrosa lista con el Papa Francisco, entre otros destacados líderes mundiales.

La revista destaca que “por su labor para fortalecer la seguridad en Honduras y por luchar contra el sistema que mató a su hijo Rafael Alejandro Vargas Castellanos junto a su amigo Carlos Pineda en octubre del 2011. Los problemas que enfrenta Honduras siguen siendo inmensos, y Castellanos, quien ganó el Premio Internacional de “Mujeres de Coraje” en marzo, se enfrenta a enormes obstáculos en la lucha para salvar a su país. Pero, como ella ha dicho: “no podía tener miedo, mi hijo murió y permanecer en silencio por miedo no era una opción, tuve que luchar, y voy a seguir luchando”.
En verdad, las actuaciones de la rectora Castellanos siempre han sido admirables, su valentía al enfrentar a los policías corruptos y sus cuestionamientos al ente policial, han permitido iniciar la depuración de la Policía.

Entre sus múltiples características diremos que es una mujer asertiva, honesta, diligente, por lo que goza de gran credibilidad, razón por la que ha sido llamada para formar parte de varias comisiones de alto nivel. Su influencia en la sociedad hondureña es notoria; es la primera vez que una autoridad universitaria adquiere tal notoriedad en la vida nacional.

Hay que recordar que cuando asumió la rectoría se especulaba en cerrar la universidad por el caos en que se encontraba: huelgas, profesores faltistas, mala calidad educativa, la tiranía del Sitraunah, deudas, etc. Hoy es palpable la excelencia de la administración de la rectora Castellanos, no hay huelgas,  la calidad educativa se ha incrementado, se efectúa una gran inversión en investigación, proyectos, nuevos edificios y demás; la universidad está tomando el verdadero rol que le corresponde como líder en la educación superior. Es interesante señalar que la rectora Castellanos exige resultados a corto y mediano plazo, ese es uno de sus aciertos y no arrastra ineptitud, ni mediocridad.

Los hondureños debemos sentirnos orgullos de que una compatriota figure entre las 100 personalidades más influyentes del mundo, ella es un digno ejemplo a seguir. Esto nos recuerda que cuando queremos podemos hacer las cosas bien.

¡Mis sinceras felicitaciones a la rectora Julieta Castellanos y nos solidarizamos con su lucha a favor del bienestar de todos los hondureños!