Reformas electorales

Al acercarse el final de la última legislatura del Congreso Nacional, los diputados quieren entrarle con fuerzas a los que sienten que después de las elecciones generales, la democracia no funcionó, y que el sistema electoral no es justo ni democrático y los que están  deberían estar afuera y llamar a los de fuera que son en realidad a los que favorecieron con su voto, ¿qué pasó? Los que se sienten que  han robado su curul, han protestado que el sistema de escogencia no es igualitario, y se apresta entonces el Congreso a analizar estas anormalidades que son tantas que merecen ser corregidas.

Comencemos con los diputados chingastes para que el método sea el del más votado, no importa lo que digan y defiendan los partidos bonsái, a estos pequeños se les dio mucho tiempo de sobrevivencia y nunca crecieron, a  lo más que llegaron fue a partidos bisagra, no merecen por tanto el derecho de continuar su existencia y justificar tanto gasto que cuesta su manutención política al pueblo contribuyente, por tanto esta reforma tiene que pasar sin discusión.

Las elecciones internas, que siempre han sido de dos y de tres en esta oportunidad, lo único que logran es una enorme erogación de dinero, dejando al final de la jornada un enorme fraude que atenta con la existencia del partido afectado. Como cachureco le recomendaría a don Toño Rivera, que siendo opcional de los partidos, dialogue con el presidente JOH que es el mismo del P.N., la desaparición de estas internas que no lograron el propósito para las cuales se instituyeron, amenazando con fortalecer partidos emergentes, cansado de tanto cacique tramposo y delincuente, que solo le importa su bienestar, dejando como huella un aviso en estas elecciones pasadas que de setenta y uno bajamos a cuarenta y ocho, ¿es esto un aviso? ¡Claro que lo es!, suerte enorme que JOH y Ricardo como políticos, cachurecos y líderes, lograron sortear con éxito la enorme división que se avecinaba, preferimos mil veces el señalamiento que el correr de la sangre, que en cualquier momento se puede dar en estos procesos amañados, aun por aquellos que son del mismo movimiento en contienda, por favor Presidente dígales a estos caciques que se hagan a un lado, porque para muestra un botón, no obtuvieron la primera diputación, y si lograron ubicarse, fue porque hicieron un trabajo político personalísimo, con grandes sumas de dinero repartido a diestra y siniestra por estos señorones, que tantos males le causan al Partido Nacional. Estas internas en mi partido tienen que pasar a mejor vida.

En la próxima escribiré sobre las otras reformas a la Ley Electoral y las instituciones políticas ah… y también del gabinete que se marcha odiado por todos los cachurecos, gracias Dios mío y “hasta la vista baby”.

Toño Flores
Choluteca, Choluteca