Policía municipal decomisa 100 mil lempiras en pólvora

Pese a que autoridades de la Alcaldía de San Pedro Sula, desde principios de diciembre aprobaron una ordenanza de prohibición de comercialización de pólvora, la misma no ha tenido mayor eco entre los pobladores, pues durante la Navidad, por cada rincón de la ciudad, se escuchó las detonaciones de los ponentes morteros que en algunos casos provocaron hechos lamentables a niños y adultos que resultaron quemados.

Unos 350 mil lempiras en pólvora ha decomisado la Policía Municipal.
Unos 350 mil lempiras en pólvora ha decomisado la Policía Municipal.

Sin embargo, pese a las limitaciones de poco personal por parte de la Policía Municipal se logró decomisar unos 100 mil lempiras más en productos elaborados a base de pólvora, por lo que la cifra ha subido a unos 350 mil lempiras.
El jefe de esa institución, Julio Gonzales Quiñónez, refirió que los operativos continuarán hasta el próximo 6 de enero, para que no haya más hechos que lamentar, como lo sucedido a las personas que les han estallado morteros en sus manos.
Lamentó que el pasado 24, la ciudadanía haya explotado cohetes de forma incontrolable, “fue increíble como la gente quemó su dinero, al comprar pólvora y no pudimos hacer mayor cosa, pues no contamos con el personal suficiente para detener ese tipo de acciones, por parte de la población”.
Recordó que el año pasado, la cantidad de pólvora decomisada fue mayor, pues la ordenanza fue emitida con casi un mes de antelación a la Navidad, pero en esta ocasión, por causa de las elecciones generales no se logró aprobar la misma, sino hasta este mes, cuando ya los productos habían ingresado a la ciudad.
Sugirió a los próximos miembros de Corporación Municipal, revisar la ordenanza de cero pólvora en la ciudad, pues este año dejó claro que no tuvo mayor atención, por parte de la ciudadanía y los comerciantes que venden hasta entre medio de las frutas los morteros, sin siquiera tener temor a las considerables sanciones.
“Deberán estudiar bien ese documento, para ver si esa ordenanza se readecúa, ya que el cero pólvora no funciona. En ese sentido, los regidores podrían buscar mecanismos de cómo instalar un local o una plaza donde se comercialice algún tipo de pólvora menos lesiva y que ingresen más tributos a la Alcaldía, pues es mentira que con una ordenanza, la ciudadanía cumpla”, aseveró el jefe policial.
Otro factor que según el funcionario, les afectó es el hecho que en municipios aledaños se haya permitido la comercialización de pólvora.