El déficit fiscal crece en un año de desaceleración económica para Costa Rica.