Dinant no formó parte del desalojo

El director de Relaciones Corporativas de Corporación Dinant, Roger Pineda, sobre el último desalojo en la finca Paso Aguán, ubicada en la aldea de Panamá, en la margen izquierda en la jurisdicción de Trujillo, aclaró que la institución no formó parte de ese desalojo, porque se hace en base a las órdenes que emiten los juzgados.

Corporación Dinant no tiene nada que ver en el desalojo en la finca Paso Aguán.
Corporación Dinant no tiene nada que ver en el desalojo en la finca Paso Aguán.

“Nuestro personal de seguridad nunca forma parte de los desalojos, sino que son las autoridades los encargados, ya que para llevarlo a cabo se hace conforme a las órdenes que emiten los juzgados de la República”, explicó.

Según Pineda, en el desalojo del jueves las autoridades procedieron en lo que conoce como el estado de flagrancia, esto es debido a que la ley lo prevé y pueden proceder a desalojar a invasores en un período de 24 horas sin necesidad de la orden de un Juzgado de la República.

Agregó que “las autoridades procedieron a desalojarlos y entendemos que fueron confrontados violentamente por estos grupos, resultando varias personas golpeadas incluyendo tres policías y un militar”.

“Creemos que hubo manipulación por personas interesadas que ha llevado a generar otra noticia, como la muerte de una persona, lo cual no es cierto, sino que los efectos de los gases hizo que se desmayara”, aclaró.

Lamentablemente personeros del Movimiento Unificado Campesino del Aguán (MUCA), liberaron un cable a nivel internacional denunciando que había dos muertos, lo cual es totalmente falso.

En cuanto a lo que pretende hacer la empresa, luego de tantos intentos de invasión, dijo que “creemos que son las autoridades del gobierno que deben tomar cartas en el asunto y tratar de sentar a esta gente, dialogar con esta gente que siempre está actuando al margen de la ley y tratar de convencerlos de que desistan de esas intensiones.

Añadió que “con estas tomas lo que hacen es poner en peligro la vida de los demás y la de ellos mismos, además afectando la inversión, las fuentes de trabajo y en caso de que estos grupos insistan seguir actuando al margen de la ley, definitivamente las autoridades cuentan con lo que la ley les permite hacer, que es ejecutar las acciones legales necesarias contra ellos o meterlos a la cárcel”.

“Esta finca había sido invadida por varias veces, pero desde hace dos meses fue tomada nuevamente y por razones desconocidas para nosotros tomó un poco más de lo normal, pero finalmente la orden de desalojo fue emitida por los juzgados y el jueves de la semana pasada habían sido desalojados”, señaló.

En ese sentido, “ellos a través de las autoridades locales pidieron una reunión a la cual acudimos el martes bajo el entendido que íbamos a conversar sobre qué iniciativas sociales la empresa podía contribuir en beneficio del movimiento, sin embargo al final solamente se enfocaron que la empresa tenía que vender la finca forzosamente”, contó.

“Ante esa situación ellos procedieron a invadir nuevamente, la empresa ha dialogado y nosotros contribuimos voluntariamente en su momento a tratar de solucionar esta crisis que se ha desatado desde el 2009 hasta la fecha a vender cerca de 4,000 hectáreas a precio por debajo del 50 por ciento de su valor real al MUCA”, declaró.