Escuela y familia: el resto de la educación integral

Por Marlon Escoto
Secretario de Educación Pública

MARLON-ESCOTOEl sistema educativo es el espacio por excelencia para la prevención, formación y educación en general. La tradición tarea de educación entre las cuatro paredes de la escuela debe abrir espacio a la prevención y la formación. La promoción de los valores cívicos, morales y la construcción de ciudadanía se convierten en desafíos permanentes.

En el presente año escolar la Secretaría de Educación ha incluido como parte de las reformas educativas, la promoción de los valores cívicos, morales y la construcción de ciudadanía, asignando media hora diaria de lunes a viernes en el calendario escolar. En la misma línea, se amplió la jornada escolar a más de 700 mil escolares del nivel básico. Ambas medidas buscan mejorar el rendimiento y reducir la deserción (los estudiantes en jornada extendida obtuvieron rendimientos superiores de 3%, y desertaron 50% menos en relación a los estudiantes que asisten en la jornada tradicional) y generar espacios de formación ciudadana y protección.

Si bien, el sistema educativo hondureño ha tenido resultados razonables en los últimos 30 meses, mayor número de días clases (200 días en 2013; y 140 a la fecha con grandes  opciones de superar los 200 días al final del ejercicio escolar), mejora en el rendimiento escolar (alcanzando más del 70% en 15 departamentos a junio de 2014) y reducción de la deserción escolar (con valores de hasta 0.6% en el nivel básico) entre otras consideraciones.

Las mejoras en el rendimiento y baja deserción están relacionadas con las medidas administrativas adoptadas por la Secretaría de Educación, la repuesta favorable de los profesores y el compromiso reflejado por los padres de familia y el apoyo del gobierno central y de la cooperación internacional. Estas mejoras deben ser reforzadas con acciones de prevención y formación que permitan fortalecer la educación integral, demandando la participación de la escuela, de la familia y de la sociedad civil.

En esa ruta de la educación integral la Secretaría de Educación trabaja en la instalación de la escuela para madres y padres de familia, que sería efectiva a partir del año escolar 2015.

Para ello se ha instalado una mesa de trabajo conformada por diferentes instituciones de sociedad civil que trabajan en la promoción de los derechos de la niñez, convivencia y vulnerabilidad escolar entre otros. Esta mesa elaborará los contenidos o guías para estudiantes, profesores, madres y padres de familia. El cúmulo de experiencias, las prácticas desarrolladas, las metodologías validadas y todo el esfuerzo de las instituciones públicas y de soledad civil serán puestas a consideración de la mesa de trabajo, consiguiendo pertinencia y robustez a la iniciativa.

El sistema educativo admite que los esfuerzos desarrollados desde el aula siempre tendrán el riesgo de no ser efectivos de forma significativa sino se incluye a las familias. La escuela para madres y padres de familia se desarrollarán al menos una hora a la semana con carácter obligatorio, dentro del calendario escolar oficial y de acuerdo al perfil de ocupación de las madres y padres de familia.