Chikungunya causa alarma en el Valle de Sula

Más de 500 casos febriles se presentaron el pasado lunes en las unidades médicas del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) del Valle de Sula, aunque en promedio se ha registrado 250 atenciones diarias durante esta semana.
Entre estos casos, las autoridades sanitarias han identificado unos 100 pacientes que manifiestan síntomas propios del chikungunya.
Para el último trimestre del 2014, se presentaron únicamente 21 casos sospechosos; el primero se produjo en el mes de octubre en la Clínica Periférica (Clíper) Tepeaca, pero la situación en este año se ha tornado un tanto critica, ya que solo en la primera semana se incrementó en 16 los enfermos.
Ante esa situación, representantes de la Asociación Hondureña de Maquiladores (AHM); médicos, enfermeras y autoridades del IHSS, se reunieron ayer en San Pedro Sula, con el objetivo de socializar medidas y unificar esfuerzos en el manejo de prevención, para evitar más casos.
De acuerdo con la jefa de Relaciones Públicas de la AHM, Tesla Callejas, lo más importante es prevenir y con ello, evitar que sigan apareciendo personas con esos síntomas, ya que esa enfermedad es de fácil transmisión y la población en general está expuesta.
Por su parte, la epidemióloga Julia María Gonzales, dijo que los municipios donde se ha presentado más afectación, son San Pedro Sula, Choloma y Villanueva; en este último se ha encontrado un punto específico con mayor incidencia y es la aldea Dos Caminos.
Según Orlando Ventura, coordinador del Sistema Médico de Empresas del IHSS, la población afectada en su mayoría tiene una edad 18-35 años.
Agregó que hasta el momento se puede hablar únicamente de pacientes sospechosos, ya que no se han confirmado las pruebas de laboratorio, lo que podría tardar de 15 a 30 días.