Ráfaga de balas acaban con la vida de lechero

COFRADÍA, Cortés. Un hombre que se dedicaba a vender leche de casa en casa, y residente en la colonia Senderos de Occidente de esta jurisdicción, fue acribillado en presencia de algunos clientes.
A eso de las 9:30 de la mañana, del sábado anterior, Luis Alonso Mejía López (31) fue sorprendido en la colonia Gracias a Dios, mientras realizaba su trabajo, por sujetos fuertemente armados que lo atacaron a balazos hasta quitarle la existencia.
Tras el ataque, el hombre quedó tendido en la calle, pero de inmediato familiares y amistades hicieron un intento por auxiliarlo, pero ya era demasiado tarde, por lo que al percatarse de su deceso cubrieron su cuerpo con cartón y nylon, para esperar el respectivo levantamiento de ley que se realizó varias horas después.
El fallecido dejó sin protección a sus tres hijos varones y otro que está en camino, pues su esposa está embarazada.
Detectives de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC), que participaron en el reconocimiento de ley, encontraron en la escena 14 casquillos de pistola calibre nueve milímetros.
Los parientes no se explican el porqué lo ultimaron de esa manera, ya que no le conocieron alguna enemistad.
Sin embargo, autoridades policiales informaron que el ahora occiso había guardado prisión en dos oportunidades, en marzo y octubre de 2014, respectivamente, por portación ilegal de armas de fuego.