Abandonada posta de la Nueva Esperanza

La posta policial de la colonia Nueva Esperanza de Comayagüela se observa desolada y abandonada por los albañiles, que un día llegaron pero nunca más regresaron.
En solo la entrada de la posta se puede observar los colchones de las camas plegables en el suelo, una cisterna que quedó a medias y ahora se ha vuelto un criadero de zancudos.
Pero ¿hay alguien ahí preguntamos?, sí contestó un policía que cuidaba la posta policial, yo estoy de turno, qué desean, en qué los podemos ayudar, manifestó el servidor con cierta extrañez.
porta-policial-nueva-esperanza_2El uniformado indicó que desde hace un año la posta policial se encuentra abandonada y de un día a otro desaparecieron dejando como evidencia un libro de firmas con la fecha del año pasado.
El policía dejó entrever el mal estado en el que se encuentran las dos colchonetas en las que duermen los dos policías que son los únicos que resguardan la seguridad de la colonia.
Muchos habitantes de la colonia expresaron que “no podemos creer que nos hayan dejado la posta a medias, nos da lástima ver cómo están los policías, durmiendo en colchonetas y en esta posta no hay ni baños sanitarios y el agua que llega una vez por semana esta situación no puede continuar así”.
En la posta policial se encuentra un libro de visitas que fue firmado hasta el año 2014 por los que trabajaban en el proyecto que nunca más volvieron.
CISTERNA CRIADERO DE ZANCUDOS
En la entrada de la posta policial se puede observar una especie de pila que se encuentra medio vacía y el poco de agua que tiene está sucia y la misma sirve como criadero de zancudos, que bien podrían enfermar a la comunidad entera.
posta-barrio-abajo_3Habitantes de la colonia piden que el proyecto para reparar la posta policial retome su curso y finalice de una vez por todas. (DL)
A albañiles no les han pagado
Son varias postas que se encuentran en mal estado en Tegucigalpa, como ser en El Hatillo, Nueva Esperanza, Las Torres, Flor del Campo, entre otras.
El maestro de obra de la posta del Barrio Abajo, Dennis Mendoza, lamenta que se haya tenido que paralizar esa obra desde hace una semana, pues ya el pago se ha dejado de percibir por parte de la compañía.
Mendoza pide a los encargados del proyecto que se retome de nuevo para terminar de una vez por todas con este trabajo que es muy bueno para los habitantes del sector.
Habitantes del Barrio Abajo indican que es terrible que el proyecto se haya paralizado por falta de dinero, pues existe una tasa de seguridad y debe de emplearse para esos fines.
Vecinos también temen que el lugar se vuelva refugio de maleantes, ya que en la noche es una completa oscuridad y temen por su seguridad.
Los moradores del barrio exigen que de una vez se les resuelva este asunto, que la posta sea remodelada. (DL)