Colegio de Abogados trabaja en salvaguardar miembros en riesgo

El presidente de la junta directiva del Colegio de Abogados de Honduras (CAH), José Luis Valladares, reveló que tiene en su poder tres denuncias de abogados que están amenazados por el ejercicio de su profesión.
“Tengo tres denuncias a las cuales les estamos dando seguimiento a nivel de Fiscalía, Policía Nacional y Militar, Dirección de Fiscales y Derechos Humanos para determinar si son sacados del país o se les da protección interna”, informó Valladares.
Refirió que el artículo 59 de la Constitución de la República dice que la persona humana es el fin supremo de la sociedad y del Estado, por eso están trabajando en buscar la forma de salvar las vidas de sus agremiados.
“Nos han asesinado muchos abogados, pero hemos tratado de cuidar sus vidas implementando medidas de seguridad que no las podemos revelar, pero sí tratamos de protegerlos”, aseguró.
Recordó que cuando llegó a ese cargo le dijeron que ya no debía existir el seguro médico ni el de vida, “pero nosotros los hemos mantenido y lo vamos a seguir haciendo, porque cuando se administra con manos limpias cualquier institución, gremio o empresa se logra crecer”.
Esa es una medida de seguridad, porque los abogados pueden ser atendidos en cualquier clínica y ahora se están incluyendo hasta los jubilados, porque para eso debe existir la previsión, en esos años cuando más se necesita de ayuda.
Además, se lograron recuperar las reservas, ya que a principios del 2014 no habían y ahora se puede hablar que existen 35 millones de lempiras para las pensiones y jubilaciones y van a seguir mejorando, porque se hizo un cambio en las auténticas para que el 92 por ciento de los fondos sean para los beneficios de los agremiados y solo un ocho por ciento para la administración del CAH.
Valladares apuntó que su primer año de gestión se ha desarrollado mediante rigurosos procesos de transparencia y buenas prácticas de administración, recuperando la confianza de los profesionales del derecho a nivel nacional y se comprueba porque cuando él asumió el 30 de abril del 2014 solo 4,000 abogados estaban solventes en sus aportaciones y a la fecha ya hay 10,000, de los 19,000 afiliados en los diferentes capítulos del país.