Un líder opositor burundés, condenado a 5 años por escándalo sexual y soborno

Nairobi, (EFE).- Frédéric Bamvuginyumvira, ex vicepresidente de Burundi y número dos del partido opositor Frente Democrático (Frodebu, en francés), ha sido condenado a cinco años de cárcel por escándalo sexual e intento de soborno de un policía, informaron a EFE fuentes cercanas al líder opositor.
La sentencia ha llegado de forma «inesperada», según el entorno de Bamvuginyumvira, y supone un duro golpe para sus aspiraciones a presentarse a las elecciones presidenciales del próximo mes de junio, si bien él siempre ha negado los cargos que se le imputaban y ha defendido que se trata de una conspiración política.
La Constitución de Burundi de 2005 prohíbe expresamente que cualquier persona que haya sido sentenciada por un delito penal pueda presentarse a las elecciones, por lo que Bamvuginyumvira ha quedado excluido de la carrera presidencial.
Asimismo, la nueva ley electoral de Burundi, aprobada en abril de 2014, desarrolla dicha prohibición y estipula que cualquier candidato «condenado por un crimen a una sentencia de cinco o más años, debe tener cumplida la pena desde hace al menos 10 años».
Bamvuginyumvira fue detenido a principios de diciembre de 2013 «mientras practicaba sexo en una casa de mala reputación (prostíbulo)», declaró entonces el Tribunal Supremo.
Además el ex vicepresidente fue acusado de intentar sobornar a un policía para evitar la detención, un delito que Bamvuginyumvira siempre ha negado haber cometido.
Después de tres meses en prisión preventiva, en marzo de 2014 fue puesto en libertad tras pagar una fianza y así poder tratarse la hipertensión que sufre desde hace años.
Frédéric Bamvuginyumvira fue vicepresidente de Burundi entre 1998 y 2001 y hasta ahora era visto como uno de los candidatos opositores con más posibilidades de presentarse a los próximos comicios, aunque tras la sentencia puede considerarse virtualmente descartado.
Las elecciones presidenciales del próximo mes de junio han generado una gran polémica entre la oposición y la sociedad civil de Burundi, ya que el actual presidente, Pierre Nkurunziza, planea presentarse para optar a un tercer mandato, algo que prohíbe la Constitución de 2005.
Nkurunziza ha sido presidente desde el fin de la guerra civil (1993-2005) y ha ganado dos elecciones consecutivas, aunque su papel como líder ha sido muy discutido por sus constantes ataques a la oposición, a la prensa y a las organizaciones pro derechos humanos. EFE