Revolución digital, periodismo y periodistas

Por: Miguel Osmundo Mejía Erazo* 
Está en marcha un cambio de civilización y en el centro de la tormenta se encuentran los medios de comunicación, cuya supervivencia dependerá de su capacidad adaptativa, en este entorno vertiginoso todo está abierto, pero el periodismo y los periodistas permanecerán. Esta fue una de las conclusiones del III Foro de Comunicación celebrado en Veracruz, México, coincidiendo con el inicio de la XXIV Cumbre Iberoamericana celebrada el 9 de diciembre recién pasado a la que asistieron los presidentes de España, Mariano Rajoy y el de México Enrique Peña Nieto, así como directivos de los principales grupos de comunicación de América y España.
En su intervención el presidente Rajoy señaló el momento de incertidumbre que se vive a causa de la revolución digital. “Los gobernantes, los ciudadanos y las estructuras económicas necesitan adaptarse. Sin duda la modernidad es el destino de la comunicación, pero no deja de entrañar riesgos”. En ese mismo sentido el presidente Peña Nieto, para quien los estados deben evitar las injerencias arbitrarias y garantizar que el nuevo universo de la comunicación tenga una “cobertura universal, pluralidad y acceso libre”. Por su parte el primer director del Diario El País, arrancó el debate señalando la dificultad que representa para los medios, sobrevivir en un universo cada vez más desintermediado, donde bajo el empuje de las redes sociales y la dispersión de internet, las plataformas tradicionales ya no vertebran la opinión pública. “Tenemos que transformarnos, de momento ningún medio tradicional lo ha conseguido, pero de lo que no cabe duda es que los periodistas seguirán existiendo en el futuro, la gente necesita información rigurosa y fiable”, concluyó el ilustre periodista español.
En este interesante diálogo de altura profesional, se defendió el papel histórico de los periódicos como parte del perfeccionamiento del sistema democrático. Por su parte los representantes del Grupo El Clarín planteó el problema de la supervivencia de su medio, ante la hostilidad del gobierno argentino quien fue el primero en darse cuenta de la importancia de las redes sociales y hay una agresión constante a los que no son adictos y su objetivo es llegar a la gente sin intermediarios, pero para imponer su mensaje, en Argentina se tiene toda una maquinaria preparada para ello, manifestó el periodista de uno de los mejores diarios de América del Sur. Otros participantes a este importante evento manifestaron que se sobrevivirá a esta revolución no los más fuertes sino los más adaptados. “Hay que invertir en la red, el mundo ya es digital y la revolución ha empezado, el consumidor tiene más poder que nunca, está siempre conectado. Pero hay que ver si esta cadena de valor, obtiene beneficio en función del esfuerzo realizado. Finalmente el presidente de Univisión, Randy Falco, lo miró como una oportunidad. La audiencia se ha rejuvenecido y el español, gracias a la difusión digital se está multiplicando su impacto. “Uno de cada seis estadounidenses son hispanos y en el futuro serán uno de cada tres. Eso es una oportunidad”.
Por su parte las revelaciones de los principales diarios londinenses en el Viejo Continente, directivos de tres periódicos de calidad con historiales ilustres, siempre mirando hacia el futuro a su manera, a los retos de la revolución digital, se puso la industria de las noticias de cabeza, hubo una fuerte discusión sobre el particular, concluyendo que la tarea de los periodistas en la era digital es adaptar los valores e ideales antiguos a las nuevas circunstancias y posibilidades, en otras palabras, queda mucho por cambiar para renovar un viejo ideal: decirle la verdad a la gente de manera útil.
En Honduras la revolución digital ya días llegó, pero la tecnología va íntimamente ligada a la cultura de los pueblos, un gran porcentaje de la población ha ingresado a formar parte de esa revolución digital, lamentablemente un buen porcentaje llega a los extremos de usar la vulgarización de la brillante oportunidad mediática. Hoy en día las redes sociales son cuasi una obligatoriedad e igual que en Argentina, el gobierno ha entrado en este mundo de oportunidades mediáticas para llegar a un segmento de la población en forma directa, sin agresión más bien en sentido complementario, porque los medios informativos impresos y electrónicos siempre están a la vanguardia.
La revolución digital sigue su curso, debemos adaptarnos a ella, pero de algo estamos seguros que el periodismo y los periodistas jamás desaparecerán porque la inmediatez, veracidad, seriedad y formalidad de un medio de comunicación electrónico o impreso, no podrán sustituirse por los tecnólogos de la cibercomunicación que despersonaliza, y puede adulterar lo que un prestigiado diario comunica en imágenes y letras a sus lectores, radioescuchas o televidentes que cada día aumentan en vez de disminuir, “los sitios en línea ganan millones de usuarios, pero aún no el prestigio y respeto, estos sitios son administrados como laboratorios para la siguiente noticia”, no obstante actualicémonos y adaptémonos a los nuevos tiempos sin perder la seriedad de una nota periodística bien elaborada o un comentario inteligentemente meditado.
*Profesor y periodista
mosmundo10@ hotmail.com