Mueren otros 10 civiles en Ucrania, mientras combates se propagan a Mariúpol

Kiev, (EFE).- Los combates entre fuerzas gubernamentales y rebeldes costaron la vida a otros diez civiles en las últimas 24 horas en el este de Ucrania, mientras las milicias prorrusas han reanudado los ataques contra el puerto de Mariúpol (mar de Azov).
Según las autoridades de Donetsk, seis personas murieron en esa región, tanto en la zona dominada por Kiev como en la controlada por los insurgentes, al tiempo que otros 24 civiles resultaron heridos.
Los separatistas acusan al Ejército ucraniano de intensificar en los últimos días los bombardeos con artillería pesada contra barrios residenciales de esa ciudad y otras plazas fuertes bajo control rebelde.
Además, los rebeldes denunciaron hoy la muerte de cuatro civiles en la localidad de Stajánov (Lugansk) durante los bombardeos nocturnos realizados por las fuerzas leales a Kiev.
Entre los muertos hay una niña de 5-6 años, así como dos mujeres y un joven, mientras otros ocho civiles se encuentran heridos de gravedad.
Los combates, que han tenido en los últimos días como epicentro el aeropuerto de Donetsk, se han propagado ahora a Mariúpol, sede del gobierno regional de Donetsk leal a Kiev.
«En la zona de Mariúpol, el enemigo ha lanzado una serie de ataques masivos contra las posiciones de las fuerzas ucranianas», informó hoy el experto militar y diputado ucraniano Dmitri Timchuk.
Timchuk señaló que ese ataque es una tapadera para encubrir la reagrupación de las tropas rusas y el armamento pesado concentrado en la zona cercana a la frontera ruso-ucraniana.
«El enemigo ha reforzado su presencia tanto en tropas, como en armamento. Se ha detectado la presencia de diez tanques, como mínimo. La movilización de blindados enemigos a la primera línea de fuego continúa», agregó.
En cuanto al aeropuerto, el mando militar ucraniano insiste en que los combates continúan en las instalaciones aeroportuarias, en las que resistiría aún un pequeño destacamento de irreductibles soldados.
En cambio, los rebeldes aseguran que el aeropuerto está bajo su completo control y que todos los intentos ucranianos de recuperar posiciones han fracasado estrepitosamente.
Mientras los rebeldes informaron de que las fuerzas gubernamentales han perdido cientos de soldados en los últimos días, Kiev se limitó hoy a informar sobre una baja y 40 heridos en las filas gubernamentales en las últimas 24 horas.
Los combates también han estallado en la región vecina de Lugansk, donde los ucranianos habrían tenido que abandonar al menos un puesto de control debido al ataque perpetrado por los rebeldes supuestamente apoyados por fuerzas rusas.
En medio de la escalada del conflicto, los ministros de Exteriores de Ucrania, Rusia, Alemania y Francia, el conocido como formato de Normandía, celebrarán hoy consultas en Berlín.
Según el ministro alemán de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, el objetivo es «evitar una reactivación del conflicto militar y una nueva escalada política entre Kiev y Moscú».
Por otra parte, el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, aseguró hoy en una rueda de prensa que Kiev y Occidente carecen de pruebas sobre la presencia de tropas rusas en el Este de Ucrania. EFE