Por robarle arma liquidan guardia

En el Hospital Mario Catarino Rivas, personal de Medicina Forense realizó ayer el reconocimiento del cadáver de un guardia que falleció de múltiples balazos inferidos por sujetos desconocidos, para robarle un arma de fuego.
Dicho ataque se registró minutos después de las 12:00 meridiano en el barrio Río de Piedras, donde José Adalid Chacón Molina se encontraba dándole seguridad a un edificio en construcción.
Según el reporte policial, el infortunado celador estaba frente al inmueble, cuando llegaron sujetos a bordo de una motocicleta, quienes después de despojarlo de su arma le dispararon en repetidas ocasiones dejándolo gravemente herido.
Ante esa situación, empleados de la construcción en un intento por salvarle la vida alertaron a las autoridades que lo trasladaron al hospital, pero expiró antes de ser atendido.