Se acelera el deslizamiento de la moneda

En los primeros días de enero, el lempira se ha depreciado alrededor de 17 centavos frente al dólar y para algunos financistas el deslizamiento ha sido algo acelerado, como resultado del compromiso que adquirió el gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el 2014.
Actualmente, un dólar cuesta más de 21.80 lempiras, deslizamiento que está condicionado por tres factores: la inflación de los socios comerciales, el Índice de Cambio Efectivo y la acumulación de reservas internacionales.
Se esperaba que la caída de los precios del petróleo ayudará a acumular reservas, pero no ha sido así, señaló este jueves el presidente del Banco Central de Honduras (BCH), Marlon Tábora, porque el consumo de carburantes sigue en alza.
En el 2014 la inflación, provocada por el asentamiento de las medidas de ajuste fiscal, aceleró la depreciación, pero este año el fortalecimiento de las monedas de los países socios, como el dólar estadounidense, está provocando un aumento en el ritmo del deslizamiento, apuntó.
Según el entrevistado, las monedas de los vecinos se depreciaron más que el lempira, a excepción de El Salvador que funciona con una economía dolarizada mientras, por otro lado, la depreciación del euro frente al dólar también está empujando al lempira.
La situación está mermando los ingresos de los trabajadores y empresas y muchas cuentas en dólares se tienen que pagar con lempiras que cada día valen menos.
Para reducir el impacto, habría que hacer una reforma y así estandarizar los pagos en moneda de curso legal, como también limitar las tarjetas de crédito en dólares, porque fomentan el gasto en divisas por cuanto “hay una gran cantidad de consumo que se hace en moneda extranjera”, refirió.
El deslizamiento está afectando los préstamos, lamentó la directora ejecutiva de la Red de Microfinancieras de Honduras (RedMicrof), Martha María Salgado. “Precisamente por esa caída que está teniendo (el lempira), se está tratando de no adquirir préstamos en dólares”, apuntó.
“A veces se necesita porque el financista internacional lo pone de condición, por el tema de riesgo país, también cuando miran que hay una devaluación acelerada. Definitivamente, se requiere mayor cantidad de lempiras para honrar esos préstamos”, puntualizó. (JB)
DATOS
La banda cambiaria fue reactivada en julio del 2011 para fomentar las exportaciones y actualmente el lempira ha perdido alrededor del 13 por ciento de su valor, es decir que en cuatro años los salarios cayeron ese mismo porcentaje. A pesar del deslizamiento mostrado este mes, el BCH espera que la devaluación para el 2015 no rebase el 5%. Mientras que al 2016 la depreciación estará en manos de la banca privada, de acuerdo a la oferta y la demanda de dólares.