Juan Orlando Hernández cumple mañana el primer año de gobierno

Tegucigalpa, (EFE).- El presidente Juan Orlando Hernández cumple mañana su primer año de mandato en Honduras, en un ambiente precedido por el rechazo de la oposición a una iniciativa del Gobierno para elevar a rango constitucional a la Policía Militar de Orden Público, ante lo cual el mandatario planteó un plebiscito.
El gobernante Partido Nacional, bajo cuya bandera Hernández llegó al poder el 27 de enero de 2014, no pudo obtener el sábado pasado los 86 votos que se requerían, de los 128 asientos que conforman el Parlamento, para que la Policía Militar de Orden Público (PMOP) tuviera rango constitucional.
No obstante, Hernández ha propuesto ahora ante el Parlamento un plebiscito para que en las elecciones generales de noviembre de 2017 el pueblo hondureño decida sobre su iniciativa sobre la PMOP.
El domingo, el presidente asistió a la instalación del segundo período de sesiones del Parlamento correspondiente a la legislatura 2014-2018, en la que presentó un informe sobre su primer año de labores.
Hernández resumió lo que considera han sido los logros más importantes en materia de seguridad, como la lucha contra la delincuencia, el crimen organizado y el narcotráfico; la obra social a favor de miles de familias pobres y un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), entre otros.
Después de su disertación en el Parlamento, Hernández se dirigió a miles de personas en las afueras del legislativo y les dijo que él quiere «a la Policía Militar en la Constitución».
«Hoy, compatriotas, quiero que hagamos un alto y nos preguntemos ¿cuál es el país que queremos, cuál es el país que queremos construir a partir de hoy?», expresó el presidente.
El tema ha confrontado a los diputados oficialistas con los opositores, que aducen que respaldan a la Policía Militar, pero que se oponen a que sea elevada al rango constitucional porque el presidente Hernández pretende controlarla.
Mientras los oficialistas alegan que con esa iniciativa legislativa quieren evitar que en el futuro cualquier gobernante elimine a la PMOP, a la que le atribuyen logros durante 2014 en la lucha contra el crimen.
Hernández dijo apostar por «la Honduras del camino de los buenos, la Honduras en paz, armonía, tranquilidad con oportunidades para los que más lo necesitan».
«Esa es la Honduras que estoy seguro que queremos. No hay que mirar atrás el camino malo, hay que dejar atrás el camino malo», enfatizó.
Hernández ha prometido para su segundo año de mandato generar al menos 200.000 empleos, con lo que superaría los 175.000 que se crearon en 2014, dijo el domingo en el Parlamento.
Cuando asumió el poder, Hernández prometió crear 400.000 nuevos puestos de trabajo, meta que según el presidente, será superada considerando lo que se logró en 2014, para lo que señaló que ha contado con el apoyo de la empresa privada.
Hernández también prometió para este año mucha obra de infraestructura, programas sociales en materia de vivienda, salud y educación, entre otros, y continuidad en la lucha contra la delincuencia, el crimen organizado y el narcotráfico.
También dijo que potenciará el sector del campo, la parte agroalimentaria y agroforestal.
En materia de seguridad, reiteró que con la Policía Militar y la Policía Nacional trabajará de cerca en la lucha «contra la extorsión que tiene de rodillas a mucha gente humilde y pobre».
Hernández es el noveno presidente del país centroamericano tras el retorno a la democracia, en 1982, después de casi dos décadas de regímenes militares.