Presidente Hernández: No me puedo divagar con la reelección

En medio del debate por la reelección presidencial, el presidente Juan Orlando Hernández contundentemente aclara que no le quita el sueño el tema y que su propósito es cumplirle al pueblo. Insta además a la oposición y a sus mismos correligionarios para que trabajen y así el pueblo tenga más opciones en los próximos comicios. Por otro lado, el mandatario se muestra optimista por la curva descendente de la delincuencia, la reestructuración del servicio exterior y los pronósticos de crecimiento económico del país en el 2015.

El presidente Juan Orlando Hernández cumple hoy un año de haber asumido el cargo.
El presidente Juan Orlando Hernández cumple hoy un año de haber asumido el cargo.

Y en este pleito por las cifras relacionadas con la violencia con la rectora de la UNAH al final le han dado la razón a su gobierno.
Mire, yo no he peleado por cifras, quien ha estado peleando por cifras es Arturo Corrales y del otro lado la gente del Observatorio de la UNAH. Lo positivo es que desde un principio la gente del observatorio dijo que no dudaban del trabajo y que las cifras iban bajando, al final, datitos más, datitos menos, coinciden en que han bajado. Ahora, que el secretario de la ONU felicita al gobierno por el trabajo en seguridad, que lo diga el Departamento de Estado, la OEA que aplaudió, y que el Rey de España y el presidente Rajoy que reconoce este trabajo, es significativo. Pero más importante es que la gente nos diga lo mismo. Entonces, para mí eso es lo que vale pero eso es poco a lo que falta por hacer, lo más importante es que las cifras han bajado, y al mes de enero, va bajando más.
Hay optimismo con el Plan Alianza para la Prosperidad y la depuración en el servicio exterior
El Plan para la Alianza para la Prosperidad nos genera mucho optimismo, ahora vamos a tener un fondo de apoyo para los migrantes. La tarea de Ana en cuanto al trato para los menores migrantes ha sido muy positiva y ha tenido una buena respuesta. En cuanto al servicio exterior sigue la reestructuración, ya hemos mandado el mensaje muy claro de lo que se quiere es transparencia. Ahora viene una reclasificación, profesional de tamaño efectivo. Ya no es el tiempo para cónsules y embajadores, que andan ahí en cocteles sin sacarle mayor provecho. Se trata de promocionar el país, atraer inversiones, incidir en otros gobiernos para que los intereses de Honduras prevalezcan. No solo es ir a tomar vinos. Ya pasó esa época. Se ha dado el primer paso de tecnificar la Cancillería y la misión de Arturo Corrales es dejarla afinada, creo que estamos a mitad del camino.
“Mi principal objetivo en este momento es trabajar y trabajar”.
“Mi principal objetivo en este momento es trabajar y trabajar”.

El pronóstico de crecimiento económico del país es del 2 por ciento. ¿Está de acuerdo?
Si revisamos las últimas cifras creo que fue de tres, pero vamos andar casi igual que el año pasado aunque lo más importante es que hay deseo de los inversionistas de invertir. Estamos promoviendo la construcción de vivienda social y estamos apostándole a la inversión del agro y si los bancos no nos apoyen ya tenemos una estrategia. La infraestructura que hemos logrado financiar en un 50 por ciento para convertir el país en una zona de logística, eso va tener un impacto para el Producto Interno Bruto, estamos financiando carreteras, el aeropuerto Palmerola, el Centro Cívico y las mimyme, eso tendrá un impacto fuerte en el empleo. Claro, no son sectores tradicionales pero igualmente necesitan el apoyo. Estamos seguros que este año daremos los pasos agigantados para el desarrollo y para incluir a todos esos sectores olvidados. Este año se va a reflejar el proceso de simplificación y el país va tener niveles de competitividad que no se habían visto en décadas. Tendremos provecho de las relaciones con Estados Unidos, Japón, Corea del Sur y otros capitales que están interesados en venir a Honduras porque ahora miran seguridad jurídica.
¿Cuál sería sus palabras con motivo de este aniversario de su gobierno?
Viene más trabajo y nosotros vamos a dar el ejemplo. Vienen más oportunidades de empleo, inversión y seguridad. Vamos a tender más puentes por el mundo para conseguir apoyo. Pero lo más importante es el optimismo de los hondureños.
¿A los hondureños en los Estados Unidos y los servicios de los consulados?
Estamos en un plan agresivo comenzando con un fondo de atención al migrante, mejoramos la tecnología para que ellos puedan usarla, yo diría que este año se sientan las bases del nuevo servicio exterior.
“En la reelección, el único que tiene la última palabra es el pueblo”.
“En la reelección, el único que tiene la última palabra es el pueblo”.

La gente se pregunta todos los días: ¿Está el abogado Hernández pensando en la reelección?
Mi principal objetivo en este momento es trabajar y trabajar, que el gobierno rompa esa historia tan dramática de Honduras. Quiero que el gobierno le genere esa esperanza de progreso al pueblo pero para ello se ocupa mucho trabajo, por lo tanto, yo no me puedo divagar, con un tema como la reelección, es un tema que hay que dejárselo a las instancias del caso. Y mire que es bien sencillo: Un Presidente que ha hecho un buen gobierno puede ser que tengan intenciones de reelegirse, pueda ser también que el día de mañana diga: No, ya le serví al país, ahora, voy a atender a mi familia, no hay forma de saber eso hoy. Y si hizo un mal o buen gobierno, pero la percepción entre la gente no es buena entonces para qué va estar perdiendo pensando en la reelección. Por lo tanto, lo mejor es cumplir lo que el pueblo me mandó hacer, que es un buen gobierno. Hay una realidad sencilla, que me la decía el expresidente Maduro: La regla en el mundo es la reelección y la no reelección es la excepción. Al final, por una u otra vía, por donde quiera se vaya el tema de la reelección, el único que tiene que decidir es el pueblo porque de nada le sirve a un presidente postular su reelección si el pueblo no va a votar por él. Lo dramático de todo esto es que el tema de la reelección está prohibido y penalizado en la Constitución. En ese sentido, es normal debatir el tema con altura pero por los momentos hay que trabajar y trabajar.
¿Pueden respirar tranquilos los aspirantes a sucederlo, incluso, dentro de su partido?
Yo diría que deben estar haciendo su trabajo. El que está en la oposición debería estar haciendo sus planteamientos que el pueblo quiere escuchar o alguien de mi partido debería estar acrecentando su liderazgo con un buen trabajo en cualquier cargo que se desempeñe para que sea opción el día de mañana. Al final, con el éxito viene lo demás. (Por: Eris Gallegos)