Ricardo Álvarez acepta tener problemas con jefe del Estado Mayor Conjunto

El designado presidencial, Ricardo Álvarez, aceptó hoy martes tener problemas con el jefe del Estado Mayor Conjunto, general Freddy Díaz y que las diferencias no van a divagar su atención porque está concentrado en sacar adelante a Honduras.
“No voy a arruinar el aniversario de nuestro primer año de gobierno hablando de un problema que efectivamente tengo”.
Garantizó que continuará trabajando -entre otras cosas- para atraer inversión internacional a Honduras, al tiempo que dijo estar tomando sus propias medidas de seguridad.
“Yo me estoy queriendo meter también y el Presidente (Juan Orlando Hernández) me ha dado de alguna manera luz verde en ver cómo podemos traer más inversión internacional al país”.
Al ser consultado si está incómodo en el cargo, tajantemente respondió que “no se trata de cómo me siento yo, se trata de como se siente el pueblo y por eso quiero hacer más… Tengo mucha hambre de hacer más”.
“A mí lo que me asignan lo hago y lo hago bien no para mí sino que lo quiero hacer bien para el pueblo… Yo tengo muchas ganas de seguir trabajando y seguir sacando adelante mi país”.
A renglón seguido reiteró: “Lo que me han asignado lo he hecho y lo he hecho bien porque quiero a Honduras”.
El pasado 21 de enero, el funcionario publicó en su cuenta de Twitter: “Responsabilizo directamente a Díaz Zelaya, sobre cualquier acto de la naturaleza que sea en contra de mi familia o mi persona”.