General pide protección

WASHINGTON (EFE). El general retirado y dirigente opositor venezolano Antonio Rivero salió de la clandestinidad en la que se encontraba desde hacía once meses para pedir protección internacional en la sede de la Organización de Naciones Unidas (ONU) en Nueva York.
Rivero solicitó a Naciones Unidas un pronunciamiento que exija al Gobierno de Venezuela el cumplimiento de las resoluciones sobre libertad de opinión, tanto en su caso como en el de otros «opositores políticos como Leopoldo López y estudiantes que están actualmente presos de manera arbitraria», según dijo a los periodistas y recoge un video publicado en Youtube.