Pánico en la colonia Hato de Enmedio ante dos masacres

Sumamente atemorizados se mostraban todos los pobladores de la colonia Hato de Enmedio, un día después de que tres jóvenes fueran ultimados a balazos.

La muerte violenta de ocho personas en esa zona, en menos de cinco días, ha hecho que el pánico se apodere de los pobladores, ya que supuestamente las matanzas se deben a la disputa de territorio para la venta de droga al narcomenudeo.

El lunes anterior murieron tiroteados Noé Israel Velásquez Vega (31), conocido entre sus amigos como “Manson”; Francisco Humberto Ruiz Guerrero (20), apodado “Koala”; y Eduardo Ernesto Méndez Gómez (20), conocido como “Turra”, todos residentes de la populosa colonia.

La primera masacre se registró el jueves 11 de febrero, en el sector siete, en la que murieron cinco personas; y la segunda la noche del lunes recién pasado, en la que los criminales mataron a otros tres muchachos.

Las autoridades de la Secretaría de Seguridad mantuvieron ayer su posición, explicando que el móvil de ambos hechos registrados en los últimos días fue el pleito por territorio para la venta de drogas.

El director de Logística de la Policía Nacional, comisionado Héctor Iván Mejía, aseguró que “los entes investigativos tienen un panorama claro de lo que pasó y de las estructuras criminales que están participando en los crímenes”.

ATAQUES RELACIONADOS

A los amigos acribillados los velaron ayer, en la colonia donde perdieron la vida a disparos.
A los amigos acribillados los velaron ayer, en la colonia donde perdieron la vida a disparos.

“Sin dudas, hay un conflicto por el control de territorio y en las próximas horas se tendrá una información más concreta sobre lo que sucedió”.

De acuerdo a Mejía Velásquez, en la penúltima masacre, donde murieron cinco jóvenes, entre ellas tres hermanas recolectoras de basura; una sexta persona era el “objetivo” o a quien buscaban los malvivientes armados.

“Esta persona logró escapar del ataque y no buscó ayuda de la Policía”, aseguró el comisionado policial.

“Están relacionados ambos eventos; en el primer hecho los criminales no lograron quitarle la vida al objetivo principal, por eso se realiza el último acontecimiento”, señaló.

El oficial pormenorizó que uno de los jóvenes, minutos antes de morir, le confirmó a los uniformados que el ataque era por lucha de territorio para la venta de drogas.

Mejía aseguró que la Policía Nacional tiene los perfiles de las personas fallecidas, y aseguró que una de ellas se dedicaba a la distribución de drogas.

“Tenemos identificados los perfiles de las personas que murieron y las identidades de quienes cometieron el crimen”, añadió.

CONTROL DE TERRITORIO

En las dos masacres los criminales, después de realizar las matanzas, han tomado el anillo periférico como ruta de escape, sin ser detenidos por la Policía.
En las dos masacres los criminales, después de realizar las matanzas, han tomado el anillo periférico como ruta de escape, sin ser detenidos por la Policía.

Recordó que todo indica que se trata de una limpieza de territorio para eliminar los obstáculos que impidan libremente la venta de estupefacientes.

“La situación del narcomenudeo es un apetito que se despierta en las personas que no tienen trabajo y peor aún para aquellas personas que les gusta el dinero fácil”, lamentó.

Al repreguntarle sobre quiénes cometieron los hechos criminales en los que han muerto ocho personas, Mejía Velásquez dijo que “hay una mara que se quiere instalar en la zona, que es la mara 18, esa pandilla es la que está promoviendo este tipo de situaciones”.

Supuestamente, la “mara 18, en su afán de quitarle la presencia a la otra mara, MS-13, ha afectado a estas personas que no tenían que ver en estos problemas o pleitos de territorios”.

Para el comisionado en cuestión de horas los elementos de Seguridad capturarán a los criminales y lamentó que en los crímenes fallezcan personas inocentes que están en el momento menos indicado en un determinado lugar.

JÓVENES ALEGRES

Los cadáveres de los tres jóvenes fueron retirados ayer, de la morgue capitalina; dos en la madrugada y el último a eso de las 10:00 de la mañana, para ser llevados al Hato de Enmedio, donde serían velados por sus amigos y familiares.

Las tres víctimas compartían sus vidas y sus pasiones a través de las redes sociales, porque eran amigos de infancia y de la colonia.

Los pobladores de la mencionada zona exigen a las autoridades mayor presencia policial y militar.
Los pobladores de la mencionada zona exigen a las autoridades mayor presencia policial y militar.

Para el caso, varios amigos que los conocieron aseguraron que los tres jóvenes, con otro grupo de “cipotes”, tenían como pasatiempo reunirse todas las noches frente a la pulpería “Mi Esfuerzo”, ubicada en el sector 3 de la referida colonia.

Justamente frente a ese negocio los tres amigos fueron sorprendidos por al menos cuatro hombres que sin mediar palabras y con armas en mano les comenzaron a disparar hasta quitarles la vida.

Dos de las víctimas cayeron abatidas a cinco metros uno del otro, y el último expiró dentro de una cuneta, al momento que huía de los homicidas.

Los acongojados parientes y amigos recordaban ayer a Francisco Humberto y a Eduardo como dos jóvenes talentosos y llenos de vida.

Ambos eran amantes de la música estridente denominada Hip Hop, fuerte movimiento cultural y artístico que nació en los suburbios de los Estados Unidos.

Según los parientes, Eduardo o “Turra” eran conocidos en esa zona como el rey del «freestyle», porque mostraba esa fuerte pasión por el Hip Hop. En las redes sociales también se hacía llamar «Eduardo MG».

“TOQUE DE QUEDA”

Eduardo, la próxima semana iba a viajar a los Estados Unidos de América, para residir legalmente junto a sus padres y por tal situación no se había matriculado este año en la universidad, aseguraron sus adoloridos parientes.

Del mismo modo, los parientes de Francisco Humberto dijeron que era un joven tranquilo que no se metía con nadie.

Otro de los fallecidos, Noé Israel, era conocido entre sus amigos como un joven que le encantaba la música rock y por esa situación había adoptado el apodo del famoso cantante de rock conocido como “Marilyn Manson”.

La populosa colonia Hato de Enmedio ha sido escenario en la última semana de dos masacres con un saldo macabro de ocho personas muertas.
La populosa colonia Hato de Enmedio ha sido escenario en la última semana de dos masacres con un saldo macabro de ocho personas muertas.

Los tres jóvenes fueron llevados al Hato de Enmedio, para ser velados en la iglesia evangélica Peniel.

Al interior del templo la mayoría de pobladores exigían a las autoridades policiales más presencia de uniformados en la zona, porque la mencionada colonia se ha vuelto sumamente peligrosa, específicamente para la juventud.

Según varias personas, que por razones obvias no dieron su nombre, en ese sector se ha vuelto insostenible la inseguridad, porque en menos de seis meses han muerto alrededor de 15 personas, la mayoría jóvenes.

“Aquí debería haber un toque de queda para la juventud por tanta inseguridad”, reclamaba enojada una vecina, para luego repetir varias veces que “imagínense ustedes, ¿cuándo había sucedido una masacre aquí, en el Hato de Enmedio?, cuando esta colonia ha sido de las más tranquilas de la capital”, reclamaba angustiada.

MILITARES EN LAS CALLES

Otro poblador lamentó que en estos eventos “se van jóvenes confundidos o justos por pecadores y lo peor del caso que la autoridad policial como si nada”.

“Aquí ha habido una infinidad de muertes y que me demuestre la autoridad dónde están los culpables”, manifestó, al criticar que no se ha detenido a ningún sospechoso de las muertes.

Minutos después, los cadáveres de los dos jóvenes fueron llevados hacia otra casa para ser velados y llorados por sus más cercanos familiares y amigos.

La mayoría de personas entrevistadas dijeron que exigirán al gobierno central que les asignen militares a esa colonia, para que patrullen día y noche, porque los policías preventivos se dedican más a “enamorar mujeres en la zona, conocida como “Placita”, y no a patrullar en busca de malhechores”.