«El Chapo» Guzmán pide acelerar su extradición hacia EE UU

México (AFP). «Desesperado» por no poder dormir ante la fuerte vigilancia en un penal de máxima seguridad, el capo mexicano Joaquín «El Chapo» Guzmán pidió a su defensa agilizar su extradición a Estados Unidos, dando un inesperado vuelco a este caso.
José Refugio Rodríguez, uno de los abogados del líder del cartel de Sinaloa (oeste), recibió el martes órdenes de viva voz de su cliente para negociar con las autoridades estadounidenses.
La súbita demanda de Guzmán es producto del «momento de desesperación» que vive por el maltrato en prisión, aseguró a la AFP Rodríguez, quien estima que el proceso de extradición llevará al menos dos meses.
El capo «ya no aguanta esta situación» de privación de sueño y falta de atención médica, aseguró.
«No me puedo quedar de brazos cruzados (…) cuanto más tiempo pasa el cuerpo (de Guzmán) se debilita», añadió el abogado, que después de la recaptura del capo interpuso recursos contra la extradición.
Guzmán, de 58 años y el narcotraficante más buscado del mundo antes de su captura, es catalogado como poseedor de un «alto perfil criminológico» por las autoridades mexicanas, quienes reconocen someterlo a medidas especiales pero legales de reclusión que incluyen pases de lista, al menos cada cuatro horas por la noche, para tener una «prueba de vida» del capo.
Funcionarios mexicanos habían dicho que el proceso de extradición duraría al menos un año, aunque ahora su abogado dijo que si se acelera podría durar no menos de dos meses.
«El no dejar dormir a una persona es un acto de tortura», argumentó el abogado en entrevista con Radio Fórmula, al asegurar que en su última visita a «El Chapo», encontró «un hombre desesperado, abatido, en un estado de salud muy grave».
«Él siente que en cualquier rato le puede pegar un paro cardíaco», denunció.