Protesta por intervención de un diario crítico

ANKARA (EFE). La policía turca usó gas lacrimógeno y cañones de agua contra una manifestación frente a la sede en Estambul del diario Zaman, una publicación crítica con el gobierno que ha sido puesta bajo control del Ejecutivo y cuya redacción fue ocupada anoche por agentes antidisturbios.
Cientos de personas, mayoritariamente mujeres, que se habían congregado ante el edifico del periódico para apoyar a sus trabajadores y denunciar lo que consideran un ataque a la libertad de prensa, fueron dispersadas por los agentes.
Los manifestantes portaban pancartas con lemas como «Zaman no será silenciando incluso si se silencia a todo el mundo» y mostraban ejemplares del diario de hoy, en cuya primera plana completamente en negro se lee «La Constitución suspendida».