60 casas dañadas por fuertes vientos

EL PARAÍSO, El Paraíso. Unas 60 familias fueron asistidas durante las últimas 24 horas en el municipio de El Paraíso, luego de registrarse fuertes vientos rachados que dejaron a su paso daños materiales.
Según la evaluación que registra la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco) y la Alcaldía Municipal de El Paraíso, 60 viviendas perdieron entre el 70 y 100 por ciento de su techo.
Unos cinco beneficios para el secado de café también fueron afectados parcialmente por fuertes ráfagas de viento que azotaron el sector, la tarde del pasado lunes.
Fueron supervisadas las colonias El Rodeo, El Aterrizaje, Villa Lilian, Colonia San José, San Juan, San Antonio de Conchagua y Los Terrones. En el municipio, que ya tiene cinco años con el mismo comportamiento climático, los vientos azotaron de Este a Oeste.
ASISTENCIA
El general Carlos Cordero, subcomisionado de Copeco a nivel nacional, supervisó personalmente los daños ocasionados en la zona oriental y se comprometió a llevar asistencia humanitaria.
También trasladará un grupo de ingenieros para que fortalezcan las capacidades municipales para hacer una evaluación precisa en los beneficios de café, a fin de desarrollar medidas de seguridad, tanto a sus estructuras como a sus trabajadores.
Los beneficios cerraron sus puertas y dispusieron de mano de obra privada para iniciar los trabajos de reconstrucción temporal de sus estructuras. También destinaron personal para labores de rehabilitación del fluido eléctrico, que cedió ante el temporal en una de sus estructuras, y mantuvo a oscuras a 15 mil familias por más de 18 horas continuas.

Unos cinco beneficios de café fueron afectados en El Paraíso; las pérdidas son millonarias en infraestructura.
Unos cinco beneficios de café fueron afectados en El Paraíso; las pérdidas son millonarias en infraestructura.

Las familias, una a una, fueron visitadas por la alcaldesa del municipio cafetalero, Ligia Laínez, quien declaró emergencia municipal por los daños ocasionados por el temporal a sus conciudadanos.
“Nosotros, dentro del presupuesto, siempre asignamos cierta cantidad de dinero para poder atender este tipo de emergencias, nuestro municipio es vulnerable, más en el tema de deslizamientos”.
“Hemos iniciado a medir y contabilizar las viviendas, para desplazar ayuda con respecto a material y mano de obra que se aplicará a las labores de reconstrucción de techos”.
“Se ha vuelto rutina”
Bruno Barahona (subcomisionado de Copeco): “La afectación se ha vuelto rutina, por lo que ya se encuentra contemplada en el plan de emergencia municipal”.
“Fue algo terrible”
Sonia Mascareño (vecina afectada): “Dicen mis hijos que fue algo terrible cuando se empezó a levantar el techo y los cables iban tomando fuego”.