En la morgue halla a su hijo

María Sánchez, nunca imaginó que después de un mes de andar en busca de su hijo, lo encontraría entre los cuerpos que ingresan en calidad de desconocidos a la morgue de San Pedro Sula.
Entre sollozos, la acongojada mujer recordó que su vástago Aníbal Cortés Sánchez, se fue de San Andrés, Lempira, para ir a trabajar a una montaña de Gracias, pero al cabo de unos días le pareció extraño que no se comunicara con ella.
Al no tener conocimiento de su paradero, emprendió una exhaustiva búsqueda junto a otros familiares, pero no obtuvo resultados, aunque mantenía la esperanza de hallarlo con bien.
Fue hasta ayer que se hizo presente a Medicina Forense en San Pedro Sula, donde identificó a su hijo entre los cadáveres que ingresan en calidad de desconocidos.
“Me dijeron que ingresó hace un mes; es el tiempo que llevo buscándolo. Dicen que ingresó como desconocido procedente de una montaña de Gracias, presentando heridas de arma de fuego, pero no sé por qué lo mataron”, dijo con voz entrecortada.
Añadió que “parece que lo hallaron muerto varios días después, porque le harán una prueba de ADN, porque yo lo identifico, pero aquí dicen que es para estar seguros que el cadáver que me entregarán es el de mi hijo y no el de otro”.