Sale corriendo por asalto y cae fulminada de un infarto

Una mujer murió ayer trágicamente al recibir el susto de su vida, por unos ladrones que asaltaron un bus de la ruta urbana.
El inusual hecho sucedió a las 4:00 de la tarde, cuando un autobús iba lleno de pasajeros y de repente dos jóvenes que se hacían pasar como pasajeros, se pararon de uno de los asientos.
Manipulando dos armas, los hombres gritaron a todos los ocupantes que se trataba de un asalto y que todas las personas entregasen sus pertenencias, como ser celulares y dinero en efectivo.
Marta Alvarenga Martínez, de 65 años de edad, al ver que iba ser asaltada, se salió del automotor corriendo y se metió a un negocio, donde se hacen zapatos hondureños, para esconderse de los maleantes.
Las demás personas fueron asaltadas y los delincuentes huyeron con todas las prendas de los pasajeros. Tras ser robadas todas las personas salieron a tropel del bus.

Desafortunadamente al parecer la sexagenaria sufrió un infarto, por el susto de ver a unos hombres portando unas armas.
Desafortunadamente al parecer la sexagenaria sufrió un infarto, por el susto de ver a unos hombres portando unas armas.

Pero el propietario de la tienda de calzado, situada en un punto del barrio Guanacaste, se percató que dentro del comercio yacía tirada Marta Alvarenga Martínez.
El zapatero revisó a la fémina y se enteró que había muerto, supuestamente de un paro cardíaco, producido por el susto de que iba ser asaltada por unos malvivientes.
Una hora después a la escena llegó un equipo del personal forense para hacer el respectivo levantamiento. La fémina fue trasladada a la morgue capitalina y su muerte ayer se manejaba como indeterminada.