CNA denuncia ante Fiscalía a 8 empleados por sobrevaloración

El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) presentó hoy, ante el Ministerio Público (MP), una denuncia sustentada en una línea de investigación sobre la supuesta sobrevaloración de equipo en la Secretaría de Salud, caso en el cual presuntamente está involucrada una alta funcionaria y siete empleados más de diversas categorías.
La investigación fue realizada luego que el Consejo recibió una denuncia en el 2015, donde se indicaba la presunta compra sobrevalorada del sistema informático para la Dirección de Regulación Sanitaria, ahora llamada Dirección de Vigilancia de la Salud.
“El informe investigativo contiene hallazgos y elementos concluyentes de sobrevaloración que fueron constatados de manera objetiva en base a criterios, preestablecidos de investigación criminal y auditoría forense por parte de la Unidad de Investigación, Análisis y Seguimiento de Casos (UIASC), además contiene elementos conducentes a producir prueba de cargo para el fortalecimiento de una investigación contentiva de la posible comisión de los delitos de abuso de autoridad, violación a los deberes de los funcionarios, uso de documentos falsos y fraude en perjuicio del Estado de Honduras”, señala la denuncia.
Será la Fiscalía Especial para la Transparencia y Combate a la Corrupción Pública (Fetccop), que deberá ahondar en la información para confirmar si existen indicios de irregularidades.
La sobrevaloración del equipo fue desproporcional, pero no se estableció la cantidad, pero se indicó que los funcionarios fraccionaron contratos por debajo de los límites permitidos en las Disposiciones Generales del Presupuesto General de la República, por lo que lograron evadir responsabilidad, al no incumplir lo establecido por la Ley de Contrataciones del Estado.
Por su parte, la ministra de Salud, Yolani Batres, indicó que ellos también harán sus propias investigaciones para conocer más a fondo la denuncia presentada por el Consejo Anticorrupción.
“Vamos a investigar la denuncia que hace el CNA, porque no podemos destruir a una persona, sin antes conocer qué fue lo que pasó, si la denuncia es verdadera o falsa”, apuntó.