Indígenas hondureños aprenden sobre cartografía en programa de cooperación

Tegucigalpa,  (EFE).- La Universidad de Kansas, Naciones Unidas y el Programa de Administración de Tierras de Honduras han capacitado a indígenas misquitos sobre elaborar y diseñar mapas de sus territorios, informaron hoy fuentes oficiales.
Los indígenas también han sido certificados en cartografía con el fin de que puedan realizar un «levantamiento del uso del suelo y de los recursos naturales» en La Mosquitia, en el departamento de Gracias a Dios, limítrofe con Nicaragua, al este hondureño, dijo a Efe Necy Allen, una misquita que participa en el programa.
El proyecto, que es apoyado por la Sociedad de Geógrafos Americanos, capacita en el Centro de Aprendizaje para Indígenas (CAPI) a misquitos en la elaboración de croquis de sus comunidades, la interpretación de hojas cartográficas y el manejo de GPS para que «conozcan mejor» sus territorios ancestrales, explicó.
«Queremos que en Honduras y otros países se conozcan las riquezas naturales que tiene La Mosquitia», subrayó la indígena.
La jornada de capacitación, que hasta ahora ha certificado a más de una docena de indígenas y tiene una duración de seis meses, forma parte del Programa de Administración de Tierras de Honduras, que es apoyado 33 millones de dólares por el Banco Mundial (BM).
La capacitación también apoya la «generación de cartografía indígena estandarizada» y rescata «el conocimiento toponímico (elemento clave de la identidad territorial)», indicó en un comunicado el organismo financiero multilateral.
Además permite a los misquitos realizar una cartografía del uso del suelo y la tenencia de la tierra de sus comunidades, ya que los mapas comunitarios son «herramientas poderosas» para que puedan «acrecentar su poder de negociación e interlocución», precisó el Banco Mundial.
El programa también es apoyado por la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y las organizaciones misquitas Muskitia Asla Takanka y Mosquitia Pawisa Aslika.