Alfombras de aserrín ‘catrachas’ en Panamá

Las alfombras de aserrín, típicas de Comayagua y Tegucigalpa, durante la Semana Santa, este año cruzaron las fronteras patrias, al exhibirse en la Plaza Bolívar y en el atrio de la Iglesia San Francisco de Asís, del Casco Antiguo de la ciudad de Panamá.
Las alfombras fueron exhibidas el pasado sábado 19 de marzo, durante la reinauguración del templo San Francisco de Asís, que data desde el siglo XVII, celebrada con una eucaristía oficiada por el arzobispo de Panamá, monseñor José Domingo Ulloa Mendieta.
El evento contó con la presencia del presidente Juan Carlos Varela y su gabinete de gobierno, cuerpo diplomático acreditado, así como feligresía del pueblo panameño.
La exhibición continuó el domingo 20 de marzo, con motivo de los festejos del “Domingo de Ramos”.

Las alfombras fueron exhibidas el pasado sábado 19 de marzo, durante la reinauguración del Templo San Francisco de Asís.
Las alfombras fueron exhibidas el pasado sábado 19 de marzo, durante la reinauguración del Templo San Francisco de Asís.

Las alfombras de aserrín fueron admiradas por ciudadanos panameños y turistas extranjeros, quienes se deleitaron viendo esta tradición hondureña en el casco histórico de Panamá, declarado por la UNESCO Patrimonio Mundial de la Humanidad.

VALIOSA INICIATIVA

La actividad cultural fue organizada por la embajada de Honduras en Panamá, con la iniciativa de la embajadora, Nery Magali Fúnez Padilla, y su equipo de trabajo, en coordinación con el Ministerio de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional, y la Subsecretaría de Política Exterior.
Cabe destacar que la directora del Museo de Comayagua, licenciada Leda Zapata, fue quien coordinó la confección de alfombras de aserrín.
Las obras de arte se elaboraron con la ayuda del Ministerio de Relaciones Exteriores y del viceministerio de Asuntos Multilaterales y Cooperación de Panamá, en el marco del tratado de cooperación cultural, educativo y científico Honduras y Panamá.

Los catrachos elaboraron las alfombras de aserrín en la Plaza Bolívar de Panamá, a iniciativa de la embajada hondureña en ese país.
Los catrachos elaboraron las alfombras de aserrín en la Plaza Bolívar de Panamá, a iniciativa de la embajada hondureña en ese país.

Para llevar a cabo esta muestra de arte se contó con la anuencia de las autoridades de la Iglesia Católica y con la ayuda de cinco jóvenes del Programa Social “Barrio Seguro”, del gobierno panameño.
También se sumaron a la labor los funcionarios de la embajada, Pamela Suazo, estudiantes de la Universidad José Cecilio del Valle de Honduras y amigos hondureños residentes en el país.