Un muerto y tres heridos en nuevo crimen en el Hato de Enmedio

Una nueva masacre estuvo a punto de registrarse la noche del pasado lunes 21 de marzo, en una calle ubicada entre las colonias capitalinas, Villanueva y Hato de Enmedio, en Tegucigalpa, donde un tiroteo dejó un joven muerto y tres mortalmente heridos.
Los familiares de los muchachos solo se dedicaron a llorar a sus parientes, porque no han encontrado respuesta de los investigadores sobre este crimen.
Una de las víctimas de esta frustrada masacre murió camino al hospital, mientras sus amigos se debaten entre la vida y la muerte en el Hospital Escuela Universitario (HEU).
El occiso fue identificado como Edwin Daniel Valladares (18), conductor de una mototaxi que operaba en la zona donde fue acribillado. Los restos de Valladares fueron trasladados por forenses desde el HEU hasta el Centro de Medicina Legal y Ciencias Forenses, ubicado en la colonia Quezada de Tegucigalpa.
Los heridos son Axel David Ramos Rodríguez, Cristian Josué Ardón e Ingrid Baca, quienes se encuentran entre la vida y la muerte en el principal centro asistencial hondureño.

El pasado 12 de febrero fueron ultimadas tres hermanas en la colonia Hato de Enmedio.
El pasado 12 de febrero fueron ultimadas tres hermanas en la colonia Hato de Enmedio.

UN LUGAR “CALIENTE”

La balacera se registró en el sector 10 de la colonia Villanueva, que colinda con el sector 8 de la colonia Hato de Enmedio, donde en el último mes se registraron dos masacres que fueron divulgadas ampliamente.
Aquí, dijo una prima del muerto, “solo nos queda encomendarnos a Dios, fíjense que donde les dispararon a estos muchachos es una zona intransitable para vehículos y cuando les dispararon estaban sentados, platicando y contando chistes; de repente llegaron varios hombres armados y comenzaron a disparar”.
Eran como las 8:00 de la noche y caía una pertinaz lluvia sobre la humilde vivienda, los jóvenes estaban en la acera y de repente varios desconocidos llegaron a tirotearlos.
“Los vecinos se encerraron cuando escucharon la tirazón”, contó la pariente de otra de las víctimas.

Otros cuatro jóvenes perecieron acribillados en El Hato, el pasado 15 de febrero.
Otros cuatro jóvenes perecieron acribillados en El Hato, el pasado 15 de febrero.

Cada familiar agarró a su herido y lo trasladó al hospital. Pero no todos llegaron con vida al HEU, porque Valladares murió en un carro que lo llevaba; los médicos solo lo declararon muerto cuando ingresó al centro asistencial, mientras que los demás lograron sobrevivir.

DOS MASACRES

El 12 de febrero del 2016 se registró la primera masacre en el Hato de Enmedio. Murieron tres hermanas, todas menores de edad, alumnas de la jornada nocturna de la escuela Monseñor Héctor Enrique Santos, de la colonia en mención.
Las víctimas fueron Sara Gissele López Valladares, Ana Yanci Valladares Gonzales y Dulce María Valladares Gonzales.
Luego, cuatro días después, es decir, el 15 de febrero del 2016, fallecieron en otra masacre Francisco Ruiz, alias “Koala”; Eduardo Méndez (19), apodado “Turra”; Luis Carlos Menocal González (13) y Noé Velásquez (16), conocido como “Manson”.

Los vecinos del Hato de Enmedio viven atemorizados.
Los vecinos del Hato de Enmedio viven atemorizados.

REPUNTE DE VIOLENCIA

Según Casa Alianza, durante el 2016 se han registrado ocho masacres, de las cuales tres se han producido en Tegucigalpa. Según representantes de Cáritas de Honduras, se observa un repunte de los índices de criminalidad en el país, marcado por las últimas matanzas reportadas en diversos sectores del territorio nacional.
De estas muertes, los cuerpos de investigación solo se han limitado a expresar que se trata de un “ajuste de cuentas” o que se deben a una “pelea de territorio para la venta y distribución de drogas”. Los familiares, aunque inconformes, se limitan a aceptar los comentarios de los uniformados.