Tras ‘chapuzones’ del verano, capitalinos regresan a la sequía

Un panorama de sequía se avecina en la capital, luego que las autoridades del Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (SANAA), próximamente darán a conocer el nuevo plan de racionamientos del líquido.
La medida pudo haber sido tomada antes de Semana Santa, sin embargo las lluvias al inicio de la última semana sirvieron para que las represas aumentaran algunos centímetros en su nivel y así pospusieron la nueva calendarización de distribución de agua en los barrios y colonias de Tegucigalpa y Comayagüela.
El jefe de Distribución del SANAA, Tomás  Romero, manifestó que debido a las altas temperaturas y el retorno de los vacacionistas se incrementará el consumo y es ahí donde van a medir la capacidad de suministro que tengan los embalses y aplicarán los racionamientos.

Los embalses, como Los Laureles, ya están bajando su caudal de agua.
Los embalses, como Los Laureles, ya están bajando su caudal de agua.

“Estábamos a punto de racionalizar la parte de El Picacho, porque estaba produciendo menos, pero con las lluvias que hubo en Semana Santa nos ayudaron y subimos y está normal”, señaló, al tiempo de decir que el mismo sistema les va a indicar en qué momento deben cambiar la estructura de horarios de distribución del líquido.
De acuerdo con lo informado por los técnicos de la institución, el embalse de La Concepción subió ligeramente a un nivel de 1,143.82 metros cúbicos para un volumen de 18.17 por ciento. Los Laureles está pendiente de  medición. No obstante, el tanque de distribución de El Picacho mantiene un nivel de 792 litros por segundo y el de Miraflores 50 litros.
Romero estimó que si en estos días no hay alguna lluvia que pueda mantener los niveles en los embalses. “Es posible que a inicios de abril próximo inicien los racionamientos, pero no puedo decir qué fecha porque el sistema lo va ir indicando cuando bajen los caudales”, apuntó. (ECA)
NECESIDAD
Se intensifica compra de agua a cisternas
agua-4
Las autoridades del Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (SANAA) consideran que los racionamientos de agua serán inevitables, máxime cuando suben las temperaturas y se incrementa la demanda.
Cuando la demanda sube, los primeros afectados son los pobladores que habitan en las partes altas de la ciudad y es en esos sectores donde comenzarán a mermar el agua, es decir que si la suministraban dos veces a la semana después solo la recibirán un día.
Sin embargo, en muchas colonias de la capital se ha incrementado la venta de agua en cisternas y los habitantes como siempre tienen que comprar recipientes como barriles, baldes y “pailas” para almacenar el líquido que les permita satisfacer las necesidades diarias.
DATOS
Obligados a economizar
AGUA-3
Frente a la inminente escasez de agua en la capital, las autoridades piden a la población que es momento de hacer buen uso del líquido porque se pueden venir momentos muy críticos ante la falta de lluvias y las altas temperaturas.