Ministro de Evo Morales desmiente relación amorosa con expareja del presidente

LA PAZ (AFP). El ministro de la Presidencia de Bolivia, Juan Ramón Quintana, desmintió el miércoles cualquier relación amorosa con Gabriela Zapata, la detenida expareja del mandatario Evo Morales, después de revelarse supuestos intercambios de mensajes entre ambos, vía WhatsApp.
«Respecto a una presunta relación sentimental, coloquial, romántica, con la señora Zapata, quiero desmentir categóricamente, desvirtuar de la manera más diáfana, más clara, esta relación», dijo Quintana, brazo derecho del gobernante, en una conferencia de prensa.
El ministro salió al paso del supuesto tráfico de mensajería entre él y Zapata que el abogado de la mujer, Eduardo León, entregó a medios locales, como prueba que entre ambos existía una fluida comunicación.
«Dejamos a consideración de ustedes y de la población que Quintana sostenía conversación fluida, permanente y cotidiana con la señora Zapata; no vamos a hacer mayor comentario al respecto», dijo León al difundir los diálogos.
Zapata -exgerente de la firma china CAMC con millonarios contratos con el Estado boliviano- está encarcelada preventivamente desde hace más de un mes bajo cargos de enriquecimiento ilícito.
Como “rey” y “preciosa”. Así se referían entre sí Gabriela Zapata y Juan Ramón Quintana en un supuesto chat de WhatsApp que fue presentado por el abogado de la joven, Eduardo León.
En el texto, presuntamente Quintana escribió a Zapata que “quisiera ser su piloto de lancha”, y ella se refiere a él “como el único piloto conductor de este proceso”.
Más adelante, supuestamente el ministro expresó su deseo de ver a la joven y ella respondió que ella también quiere lo mismo. “Que Dios me lo proteja y me lo cuide, bendiciones mi rey”, escribió Zapata en otra línea.
En otra tanda de mensajes, la conversación tenía el mismo tono.
–    Por favor duerma ya es tarde, debe levantarse temprano.
–    No sin antes me diga que soñará conmigo con la venia del dios Morfeo (Dios griego del sueño).