Para ‘pelarlos’ raptan a vendedores de cable

Pandilleros que actualmente tienen tomada una cuartería y que operan en la conflictiva colonia Villeda Morales, raptaron, torturaron y por último estrangularon a dos jóvenes dedicados a la venta de cable por internet.
Los fallecidos son Kenny Ronald Mena Juárez (20) y José Mario Figueroa Sauceda (23), ambos residentes de la colonia Nueva Jerusalén. Los muchachos se ganaban la vida como contratistas de compañías de telefonía móvil que instalan antenas de televisión e internet por cable.
Ambos fueron capturados el martes anterior, cuando vendían recargas de celular en esa zona sur de la capital.
Mena y Figueroa llegaron a esa zona acompañados de otros compañeros que iban a instalar cable al lugar.
A los amigos se les ocurrió ir a hacer más ventas. Y algunos vecinos les advirtieron que tuvieran cuidado por donde se iban, porque esa colonia estaba repleta de pandilleros.
Los vendedores se encomendaron en Dios, con tan mala suerte que fueron a dar a la guarida de los antisociales. Supuestamente, varios malhechores encañonaron a las víctimas para encerrarlas en una cuartería, donde sufrieron una serie de torturas e interrogatorios.
Posteriormente los “mareros” estrangularon a los dos contratistas, dejando sus cuerpos abandonados en una “casa loca” que hay en dicho sector.
Fue hasta ayer que fueron encontrados, uno cerca de otro, con sus rostros golpeados, bañados en sangre.