Sin orejas y en costales hallan a desconocido

A la morgue capitalina ingresó ayer por la madrugada el cadáver de un hombre que después de ser torturado fue metido en unos sacos y tirado a una calle que da acceso a la colonia Río Grande, en la zona sur de Comayagüela.
La víctima tendría entre los 25 a 30 años de edad y fue encontrada en el interior de unos costales.
Tras ser localizado el cuerpo, fue levantado por empleados de la Dirección General de Medicina forense y elementos de la Dirección Policial de Investigaciones.
Según algunos datos policiales, el hombre, antes de ser ultimado fue cruelmente torturado, porque presentaba varias cortaduras en su cuerpo hechas con un objeto cortopunzante.
Los desalmados agresores se tomaron la molestia de cortarle una de las orejas, la cual no fue encontrada en la escena del crimen.
El occiso estaba atado de pies y manos, presentando un torniquete en el cuello, algo que indica que podría haber muerto por estrangulamiento.