Ataque entre barras deja dos muertos

Mientras los equipos de fútbol, Motagua y Olimpia preparaban en el interior del coloso capitalino su artillería para definir el clásico metropolitano, en los alrededores del estadio Tiburcio Carías Andino, corría la sangre de los aficionados supuestos integrantes de las barras la “Revo” y la “Ultrafiel”, dejando un saldo de dos muertos.

Jonathan Josué Rojas, de 20 años, fiel seguidor del Motagua fue una de las primeras víctimas al recibir dos puñaladas en el pecho y varias pedradas en su cabeza, sus amigos lo trasladaron aún con vida al Hospital Escuela Universitario (HEU) donde minutos más tarde falleció.

La otra víctima fue identificada solamente con el alias de “El Coco” y era seguidor del equipo Olimpia, quien también murió de dos heridas en el tórax de su cuerpo, así como por golpes en su cabeza.

En horas de la mañana de ayer, familiares retiraron de la Morgue capitalina el cadáver de Jonathan Josué Rojas, para trasladarlo a un sector de la ciudad, donde se realizará la vela y posterior entierro.

Durante los disturbios se podían apreciar integrantes de los dos equipos de Tegucigalpa protagonizando relajos en las afueras del estadio. (MR)