Densa bruma cubre cielos de la capital

Como suele ocurrir todos los años, en la época de verano, una vez más una densa capa de humo cubre a la capital, producto de los incendios forestales y la contaminación.

Hasta la fecha, la quema de zacateras es una costumbre en los barrios y colonias capitalinos, cuyos habitantes prefieren prenderle fuego a la basura para no tener que depositarla en bolsas y luego en el camión recolector de desechos.

Lamentablemente, las secuelas de esos malos hábitos van más allá de lo ambiental, pues cada día se incrementan en los hospitales los pacientes con enfermedades de las vías respiratorias.

¿Cómo prevenir los incendios? Hasta la fecha ese sigue siendo un reto para las autoridades.