Empresa taiwanesa pone sus ojos en Centroamérica

TAIPEI (CNA). La compañía taiwanesa dedicada a la producción de energía solar «General Energy Solutions» (GES) ha terminado recientemente la primera etapa de construcción de su planta en la República Dominicana, convirtiéndose en la mayor central solar fotovoltaica en toda la región caribeña.

La GES ha inyectado unos US$110 millones en este proyecto de inversiones, con el deseo de hacer que la potencia de la energía solar de dicho proyecto pueda alcanzar 67 megawatts (MW).

En la primera etapa, con una potencia de 34 MW, se podrá producir unos 50,47 millones de kilovatios hora (kWh) de electricidad anualmente.

Tal cantidad de electricidad creará un ingreso de unos US$8 millones al año, reduciendo la emisión del dióxido de carbono a más de 53,729 toneladas.

Hasta finales del año pasado, la GES tuvo establecidas plantas de energía solar en otros países con una potencia de 76 MW, planeando entrar en los mercados del Medio Oriente y África en el curso de este año. (Por Chang Chien-chung y Elisa Kao).