ATIC interviene Secretaría de Seguridad

La Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) intervino la Secretaría de Seguridad, de donde extrajo documentación que le servirá para comprobar que la cúpula policial del 2009 fue quien planeó el crimen contra el zar antidroga, Julián Arístides González.

En su segundo día, elementos de la Agencia se adentraron en la aldea El Ocotal para revisar minuciosamente cada una de las oficinas de la Secretaría, con el fin de encontrar la documentación fehaciente para poder imputar un delito a miembros y exmiembros de la Policía Nacional.

La acción investigativa comenzó a las 5:00 de la tarde y hasta altas horas de la noche continuaba realizándose.

Las autoridades buscaban cualquier documento que demostrara el involucramiento de miembros de la Policía en cualquier hecho criminal.

“Lo que se busca son indicios relacionados a la investigación, que es objeto de análisis en la actualidad por parte de la ATIC”, indicó una fuente que estuvo presente en las indagaciones.

Ahondó que “los indicios podrán ser soporte para cualquier acción penal” que pudiera presentarse en las próximas horas.

De las oficinas extrajeron equipo de cómputo y documentación que será analizada minuciosamente.

Las acciones de la ATIC estuvieron enmarcadas en lo que establece el Código Procesal Penal en su artículo 209, que permite el ingreso de la autoridad para la revisión y secuestro de documentos para la investigación.

“Cuando existan motivos para presumir que en un lugar público se ha cometido un delito o que en el mismo existen pruebas relacionadas con el que se está investigando o que en él se encuentra alguna persona fugada o sospechosa de haber participado en la comisión de un delito, se registrará el lugar sin más trámite”.

VIDEOS

Las inspecciones de la ATIC comenzaron la noche del lunes, en el antiguo cuartel general de Casamata, donde un grupo de agentes especializados inspeccionó cada oficina en busca de información relevante que pudiera llevarles a emprender acciones legales contra miembros de la Policía Nacional, supuestamente involucrados en hechos al margen de la ley.

La autoridad revisó en primera instancia la oficina donde supuestamente se produjo la reunión de la cúpula policial que fraguó el crimen contra el zar antidrogas, Julián Arístides González, posteriormente siguieron otras dependencias.

LA TRIBUNA fue informada que los agentes secuestraron además de documentación relevante, varios videos que se encontraban archivados en una de las oficinas.

Se informó que se realizarán los dictámenes forenses para determinar si el contenido de los videos es real y si existe información que demuestre la comisión de hechos delictivos por parte de elementos de la Policía.