PMA ayudará familias afectadas por “El Niño”

CIUDAD DE GUATEMALA. El Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) se comprometió en asistir a 1.6 millones de personas afectadas por las sequías que han sido agudizadas por “El Niño” en Guatemala, Honduras, El Salvador y Haití, y en la creación de resiliencia frente a futuras perturbaciones climáticas.

Tras finalizar las visitas a El Salvador y Guatemala, para conocer el impacto combinado de El Niño, uno de los más fuertes registrados en el último medio siglo, la directora ejecutiva del PMA, Ertharin Cousin, indicó que el PMA planea ampliar su respuesta para ayudar a los más vulnerables en los cuatro países hasta agosto.

“El PMA está comprometido a ayudar a las personas a construir un mundo con hambre cero”, añadió. “Una clave para que este objetivo global se esté logrando en Centroamérica y en otras partes, yace en que las comunidades sean capaces de adaptarse, en asegurarse que están preparadas para las crisis climáticas y que puedan recuperarse más rápido”.

En Honduras, el apoyo a las familias afectadas por la sequía se realiza con bonos canjeables y transferencias de efectivo que se realizan a través de bancos, cooperativas y teléfonos móviles.

En todos los países, el PMA y sus socios proporcionan a los beneficiarios capacitación en nutrición, así como apoyo para la reforestación, riego y huertos comunitarios para desarrollar comunidades resilientes.

De acuerdo con los análisis efectuados por el PMA y los gobiernos, más de 2 millones de personas en Guatemala, Honduras y El Salvador sufren de inseguridad alimentaria. La mayoría son agricultores de subsistencia que cosechan una vez al año y viven en el corredor seco. A petición de los gobiernos, el PMA proporcionó asistencia alimentaria en 2014 y 2015 a más de 1.2 millones de personas en los tres países.