Perú vota bajo la sombra del fujimorismo

LIMA, Perú (AP). La candidata centroderechista Keiko Fujimori lidera la intención de voto pero no supera el 50% necesario para triunfar en primera vuelta en las elecciones presidenciales de Perú.

En tanto, hay un empate en el segundo lugar entre la izquierdista Verónika Mendoza y el conservador Pedro Kuczynski, según cuatro simulacros de votación entregados el viernes a corresponsales de la prensa internacional.

La candidata de derecha levanta pasiones especialmente en los sectores populares, que atribuyen a su padre el fin del terrorismo y de la crisis económica que atravesó el país en los 80.

Pero también genera un fuerte rechazo entre quienes no olvidan por qué el expresidente, que gobernó de 1990 a 2000, está en prisión.

Keiko Fujimori promete que no cometerá los «errores» del gobierno de su padre pero su discurso despierta suspicacia en algunos sectores. Y los expertos señalan que aunque esté por delante en las encuestas, no logrará imponerse en la segunda vuelta.

“El voto duro del fujimorismo es muy fuerte en el interior del país, en donde se vivió con más dramatismo la violencia terrorista de Sendero Luminoso. Y en donde Fujimori no solo llegó con tropas, sino con ayuda social del Estado, traducido en obras concretas. Y eso pesa mucho”, explica el analista Juan Paredes Castro, exdirector del diario El Comercio de Lima.

Unos 23 millones de peruanos están habilitados para votar en los comicios del domingo.

La hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori promete implementar una agenda de inversión pública que incluso usará los fondos de estabilización fiscal, actualmente de 5,700 millones de dólares, para realizar proyectos de infraestructura que conecten el país a través de la construcción de carreteras y brindar servicios básicos en zonas pobres.

La izquierdista Mendoza afirma que si llega a la presidencia aumentará el sueldo mínimo hasta 294 dólares desde los 250 dólares actuales para así reactivar la economía familiar y equilibrar el poder adquisitivo de los trabajadores.