Un vigilante muerto deja violento asalto a gasolinera en Olancho

Un guardia de seguridad murió el domingo en la noche al enfrentarse a disparos contra cuatro motociclistas que llegaron a asaltar la gasolinera que vigilaba en el municipio de Campamento, Olancho, zona nororiental del país.

La víctima es Santiago Antonio Maradiaga, de 46 años de edad, originario de El Triunfo, Choluteca y con apenas 13 días de laborar en el negocio de combustible, donde perdió la vida a disparos.

El hecho violento sucedió a las 8:30 de la noche cuando los empleados de la gasolinera iban a ser asaltados por unos desconocidos.

Cuatro hombres llegaron bruscamente y el celador al ver las malas intenciones de los motorizados, intento frustrar el robo armado.

El celador disparó contra dos hombres a bordo de una motocicleta, armándose una zona de guerra.

Otros dos de los motociclistas astutamente se fueron por la espalda del guardia, disparándole en seis ocasiones y matándolo al instante.

Los malhechores hirieron sin ninguna justificación al bombero de la gasolinera.
Los malhechores hirieron sin ninguna justificación al bombero de la gasolinera.

Seguidamente los ladrones le robaron la escopeta asignada y un celular, para luego huir del lugar con rumbo desconocido.

En su fuga uno de los ladrones dejó botado un casco de motocicleta.

Asimismo, los maleantes durante el tiroteo hirieron al encargado de las bombas de combustible, Jarlin Noel Flores de 29 años, quien presentaba una herida de arma de fuego en la pierna derecha y fractura de tibia y peroné.

El hombre malherido fue trasladado a una clínica privada en una ambulancia del Cuerpo de Bomberos, asignados a Campamento, Olancho.

Por su parte el cadáver de la víctima, fue trasladado a la morgue capitalina, para la respectiva autopsia.