Centroamérica crece al 2.5%

México, Centroamérica y el Caribe continuarán creciendo a tasas promedio del 2.5 por ciento, anunció este martes el Banco Mundial (BM), previo a las Reuniones de Primavera que realiza cada año junto al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Las tasas de crecimiento de la región contrastan con las proyecciones de América del Sur, donde los países siguen padeciendo la caída de los precios de las materias primas debido a la desaceleración de la economía china.

Según “El ciclo de commodities en Latinoamérica: espejismos y dilemas”, el último informe semestral del economista en jefe del BM para América Latina y el Caribe, se espera que la región se contraiga un 0.9 por ciento en 2016.

América del Sur, que se ha llevado la peor parte de la caída en el precio de commodities y el crecimiento chino, se contraería más de 2 por ciento este año, arrastrada por fuertes recesiones en Brasil y Venezuela.

Sin embargo, en México, América Central y el Caribe, que dependen menos de las exportaciones de materias para la transformación y están más estrechamente ligados a la recuperación económica de los EE UU, el crecimiento se mantendría positivo en 2016, alcanzando un 2.5 por ciento.

“El espacio de maniobra se redujo marcadamente para los gestores de políticas, en particular en América del Sur”, dijo Augusto de la Torre, economista en jefe del BM.

El informe reconoce que fue transitorio el auge de las materias primas e impactó en las vidas de los consumidores pobres, se redujo la pobreza a la mitad y aumentó la clase media.

Pero los recursos extraordinarios proporcionados por este boom produjeron un “efecto espejismo” que llevó a muchos en América Latina a gastar de más y a no ahorrar lo suficiente.