Suspenden a 22 policías de DNSEI de control de Pavana

CHOLUTECA. Ante suspensión de 22 agentes policiales del puesto de control policial de Pavana, construido con financiamiento de Estados Unidos, el trasiego de personas, drogas, armas y otros ilícitos es el “pan” de cada día por la zona sur.

Desde el 30 de marzo anterior, por órdenes superiores de la Policía Nacional (PN), 22 miembros de la Dirección Nacional de Servicios Especiales de Investigación (DNSEI) fueron trasladados a la ciudad capital, quedando solo cuatro uniformados cuidando las instalaciones y controlando el tránsito por la zona sur.

Los cuatro policías solo están en cuidar las instalaciones policiales y a los perros especiales en detectar drogas y explosivos, pero no en hacer registros en autobuses, camiones u otros automotores sospechosos de transportar ilícitos, ya que no cuentan con el personal suficiente.

De los 26 policías de la DNSEI, adscritos en Pavana, incluyendo al oficial, solo dejaron a cuatro, de los cuales en cada fin de semana solo quedan dos uniformados cuidando el plantel policial y ya no pueden atender denuncias de los pobladores cercanos a las instalaciones, como El Tambor, Agua Caliente de Pavana, Marillal y otros.

Sin la presencia de policías, revisión de automotores y personas, el trasiego de drogas, armas y otros, los ilícitos son mayores a cualquier hora del día.
Sin la presencia de policías, revisión de automotores y personas, el trasiego de drogas, armas y otros, los ilícitos son mayores a cualquier hora del día.

El puesto de control policial de Pavana fue construido con apoyo del gobierno de Estados Unidos para controlar el paso de drogas, armas y otros ilícitos, sin embargo, ahora no hay policías que estén en operativos en ninguna hora del día, por lo que es aprovechado por la delincuencia común y organizada.

Entre los cuatro uniformados deben hacer turnos para cuidar las instalaciones que consta de oficina, bodega, cocina y dormitorio y, el trabajo se multiplica los fines de semana, ya que solo quedan dos policías desde el viernes hasta el lunes siguiente.

Aparentemente la suspensión de 22 uniformados se deriva del decomiso de 78 kilos de cocaína, en Santa Bárbara, a tres ciudadanos que se transportaban en una camioneta donde llevaban oculta la droga.

La detención de Carlos Alfredo Pinto, José Erasmo Caballero y Faustino Martínez, se realizó en horas de la noche en Santa Bárbara, mismo que habían cruzado la zona sur para el norte de Honduras sin que los agentes de la DNSEI de Pavana los hayan detenido en horas de la mañana del 30 de marzo pasado.

De eso se deriva la decisión de las autoridades de retirar a los policías de forma abrupta y dejar el paso prácticamente a cargo de dos uniformados.