Eduardo Villanueva: ‘Realicé investigaciones y las envié’

El extitular de la Dirección de Investigación y Evaluación de la Carrera Policial (DIECP), Eduardo Villanueva, manifestó que durante su gestión realizó investigaciones en el marco del proceso de depuración de la Policía Nacional, en donde elaboró informes que pasó a la Secretaría de Seguridad y que también fueron enviados al Tribunal Superior de Cuentas (TSC) y Ministerio Público (MP).

Villanueva junto al subdirector de la DIECP, Mario Chinchilla, fueron los primeros protagonistas en el tema de la depuración policial, reveló que, costa en documentos que más de siete mil faltas de idoneidad fueron enviadas a la Secretaría de Seguridad y al menos 300 casos de policías por actos irregulares constitutivos de delitos penales y por enriquecimiento ilícito, de quienes recomendó su separación inmediata, pero no tuvo efecto.

“Se tomaron medidas dispositivas para la separación de policías que habían reprobado alguno de los mecanismos de evaluación de confianza, se emitieron 230 resoluciones sobre las que la autoridad superior de la Secretaría de Seguridad debía tomar la resolución de separarlos, algunos fueron separados, impugnaron en los tribunales (…) pero la DIECP no separa, ni promueve ni asciende a policías”, aclaró.

Sobre el informe que trascendió en medios de comunicación, supuestamente emanado de la Inspectoría de Inteligencia Policial, en donde se identifican a las bandas encabezadas por oficiales de la cúpula policial que habría planificado las muertes de los exdirectores de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico (DLCN), Julián Arístides González y Alfredo Landaverde, entre otras acciones ilícitas con nexos de narcotraficantes, dijo que nunca lo conoció y aseguró que durante su gestión en la DIECP nunca omitió lo que conoció.

“Pero si analizamos las pruebas que se tuvieron, las evidencias que se obtuvieron de los mecanismos de evaluación de confianza que en esa época fueron practicados con apoyo de la misión de Estados Unidos (…) no tengo temor en lo más mínimo, las acciones fueron apegadas a derecho en un órgano técnico, pero las decisiones le correspondían a otros órganos del Estado, como la Secretaría de Seguridad, Ministerio Público y Tribunal Superior de Cuentas”, refirió.

ACELERARON SU RETIRO DE LA DIECP

 Eduardo Villanueva fue llamado en 2013 por el pleno del Congreso Nacional para que diera un informe sobre las acciones realizadas por la DIECP, en el marco de la depuración policial, donde apenas le dieron cinco minutos para su exposición que incluso no logró terminar ante las preguntas de los diputados.

En ese entonces y ante emisión en directo por los canales oficiales, Villanueva explicó sobre los resultados e informes enviados en su gestión, al tiempo de lamentar y dejar al descubierto el doble discurso del gobierno con el tema de la depuración policial, lo que provocó que los diputados improbaran su conducta administrativa y solicitaron la destitución, pero el Consejo Nacional de Seguridad Interior (Conasin), manifestó lo contrario.

En ese entonces el ex Comisionado de Derechos Humanos, Ramón Custodio, aseguró que Villanueva había sido evaluado por el Conasin y los resultados obtenidos en cuanto a su desempeño “fueron positivos”. “

El Conadeh ha preparado un documento donde damos fe de que realmente ha sido un funcionario eficiente”.

Ante esa situación el titular de la DIECP, el pasado 24 de abril, del mismo año, puso a disposición su cargo ante el presidente, Porfirio Lobo Sosa, pero el mandatario no aceptó su renuncia y le pidió concluir el tiempo de su nombramiento hasta el 2014.

“Cumplí mi ciclo y cumplí mi deber, hice exactamente lo que me correspondía y lo que la ley me mandaba, realicé investigaciones de delitos cometidos por policías y mandé los resultados al Ministerio Público, las investigaciones de patrimonio que no coincidía con los ingresos de los policías las mandé al Tribunal Superior de Cuentas, más de siete mil pruebas de confianza y las faltas de idoneidad se remitieron a la Secretaría de Seguridad, de haberse completado el proceso ahora niveles superiores de la policía estuvieran enfrentando la acción de los órganos jurisdiccionales correspondientes”, dijo.