El ‘Tigre’ Bonilla: ‘No he sido de dos caras’

El exdirector de la Policía Nacional, el comisionado general Juan Carlos Bonilla, alias el “Tigre”, declaró cómo un hombre de una sola cara, pero que no dará la información que posee sobre los crímenes contra Arístides González y Alfredo Landaverde.

En declaraciones a la radio HRN, el jerarca policial, que dirigió la institución entre el 2013-2014, no negó ni afirmó conocer el informe investigativo que vincula a sus antecesores jefes policías con el asesinato del político y del “zar antidrogas”.

Desde Bogotá, Colombia, donde fue asignado como diplomático tras dejar la dirección de la Policía, el “Tigre» manifestó que «yo no quisiera que mi silencio se malinterprete y si en algún momento la autoridad me llama para hacer declaración sobre el informe publicado en varios medios de comunicación, pues me presentaré como un hombre respetuoso de la ley».

Bonilla fue destituido sorpresivamente en abril del 2014 y en su lugar asumió el de igual rango, Ramón Sabillón, separado también en el 2015. Antes de él estuvieron sus pares Ricardo Ramírez Del Cid y José Luis Muñoz Licona, a quienes el informe extraoficial acusa de haber planeado y ejecutado el crimen de González y Landaverde, en el 2009 y en el 2011, respectivamente.

Sobre estos hechos, Bonilla aseguró que “la información que está en mi poder no la daré a conocer por ningún medio de comunicación, ya que no estaré en el círculo mediático».

«Yo creo que en su momento, las mentiras son mentiras y no se pueden sostener y la verdad prevalecerá. Si en algún momento soy llamado como testigo por el Ministerio Público, me presentaré con la documentación respectiva ante las autoridades”.

Con respecto a las investigaciones reabiertas por este caso y la reestructuración iniciada en la institución policial, consideró que «a todo lo que se haga bajo el marco de la ley, nadie debe oponerse».

Frente a los cuestionamientos sobre su gestión, el “Tigre” se defendió diciendo que “todo mi trabajo lo hice apegado a la ley con un equipo de trabajo que se está viendo, que en este momento están en las diferentes estructuras de mando; mi estructura no será cuestionada”.

“No he sido de dos caras, tengo una cara y esa es el cumplimiento y respeto de la ley”.