Volcados en ayudar a víctimas de terremoto

Quito (EFE). Al cumplirse una semana del terremoto que estremeció la costa norte de Ecuador, el país sigue volcado en ayudar a los damnificados y reparar los daños, con la vista puesta en la reconstrucción de las áreas más afectadas.

Según el presidente de Ecuador, Rafael Correa, el número de muertos por el terremoto de magnitud 7.8 ocurrido el pasado sábado se elevó a 646, mientras que aún hay 130 personas desaparecidas.