Nicaragua se arma con tanques de guerra rusos

MANAGUA (EFE). Nicaragua recibirá de Rusia una cantidad no precisada de carros de combate modernizados, como parte de «un plan de modernización y desarrollo» de las Fuerzas Armadas nicaragüenses, informó ayer una fuente militar.

«La cantidad y los montos no (los) tengo, pero sí le reafirmo que, en el marco del plan de modernización y desarrollo del Ejército de Nicaragua, se han venido realizando las gestiones para la renovación de equipos que han dado su vida útil», dijo el portavoz de las Fuerzas Armadas nicaragüenses, coronel Manuel Guevara, a periodistas.

La agencia de noticias oficialista rusa RIA Novosti informó el lunes que Rusia enviará a Nicaragua un total de 50 carros de combate modernizados T-72B1 y que un primer lote, de 20 máquinas, ya está preparado para el envío.

El contrato, de unos 80 millones de dólares y que forma parte de la cooperación técnico-militar bilateral, debe cumplirse para finales del año en curso o inicios del 2017, de acuerdo con la agencia rusa, citada por la prensa nicaragüense.

En el marco de ese contrato, Rusia suministró a Nicaragua 12 sistemas de defensa antiaérea ZU-23-2 en 2014, un lote de vehículos blindados GAZ-2330 Tigr en 2012 y dos helicópteros Mi-17V-5 en 2009, según RIA Novosti, según la información.

También que la Armada nicaragüense encargó a Rusia cuatro lanchas patrulleras en 2013 y está en marcha un contrato de suministro de dos lanchas coheteras.

El grupo parlamentario opositor de Nicaragua anunció que pedirá explicaciones a la Asamblea Nacional sobre la forma en que Nicaragua adquirirá ese armamento ruso.

«Estamos desperdiciando dinero y no solo desperdiciándolo, sino de una forma dudosa, porque no conocemos una partida presupuestaria que haya sido aprobada en el presupuesto 2016 para este fin», dijo el diputado de la Bancada Alianza del Partido Liberal Independiente (Bapli), Javier Vallejos.

El jefe del Ejército de Nicaragua, general Julio César Avilés, ha dicho que renovarán el armamento bélico, sobre todo con el apoyo de Rusia, para vigilar los nuevos espacios marítimos reconocidos por la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, que definió los límites en el Caribe con Colombia.

Después del 19 de noviembre del 2012, cuando la CIJ definió los límites marítimos de Nicaragua y Colombia, el alto mando militar nicaragüense ha visitado fábricas de armamento en Rusia.