Australia, el nuevo ‘enemigo’ de Trump

Washington,(EFE).- El presidente Donald Trump interrumpió abruptamente una conversación telefónica con el primer ministro australiano la semana pasada, informó The Washington Post.
Según el diario, Trump interrumpió la comunicación con Michael Turnbull tras criticar el acuerdo para reubicar refugiados y exaltar su victoria electoral de noviembre.
Australia es uno de los aliados más cercanos de Estados Unidos, uno de los llamados «cinco ojos» con los que Washington comparte información sensible.
De sus cuatro conversaciones telefónicas con líderes mundiales la semana pasada, «esta fue la peor por lejos», habría dicho Trump a Turnbull, según el Post.
Al ser consultado el jueves sobre el informe del diario estadounidense, el primer ministro australiano respondió: «agradezco su interés, pero es mejor que estas cosas, que estas conversaciones sean francas y privadas».
El relato del Post es bastante diferente del informe oficial ofrecido por ambos gobiernos tras la conversación.
Turnbull dijo el lunes que con Trump acordaron honrar el acuerdo alcanzado con el expresidente Barack Obama para reubicar a un número no especificado de las 1.600 personas que Australia alberga en centros de Nauru and Papua New Guinea.
De acuerdo con el diario The Washington Post, durante la conversación con Turnbull, Trump cargó contra el acuerdo del expresidente estadounidense Barack Obama para acoger a 1.250 refugiados que Australia tiene internados en centros en Nauru y la isla papú de Manus, al que calificó como «el peor» jamás hecho.
Además, según el Post, Trump hizo saber a Turnbull que la conversación que estaban manteniendo era «de lejos la peor» de todas las que había sostenido ese día con mandatarios internacionales, incluido el ruso Vladimir Putin.
Spicer enfatizó el «respeto» de Trump hacia Turnbull y el pueblo de Australia, pero insistió en que el acuerdo sobre los refugiados es algo con lo que el mandatario estadounidense está «extremadamente molesto», por sus implicaciones para la seguridad del país.
Tras el informe del Post, Trump puso en duda al acuerdo en Twitter.
«¿Pueden creerlo? La administración Obama acordó recibir miles de inmigrantes ilegales desde Australia. ¿Por qué? Estudiaré este acuerdo tonto», escribió.